Los dos imputados por el homicidio de Walter Leiva fueron condenados a 13 años de prisión

Aldo Camarda y Maximiliano Brizuela ayer fueron condenados a la pena de 13 años de cárcel como coautores del asesinato del joven del barrio Máximo Abásolo, Walter Leiva, ocurrido en 2017. Los jueces del tribunal destacaron los agravantes de la pluralidad del ataque y el riesgo creado por los tiros efectuados en una zona urbana.

La audiencia del juicio de cesura por el homicidio de Walter Leiva (22) se desarrolló a partir de las 14 en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia. Hay que recordar que el pasado viernes el tribunal -integrado por los jueces Mariel Suárez, Alejandro Soñis y Martín Cosmaro- declaró penalmente responsables a Aldo Ezequiel Camarda y Maximiliano Brizuela como coautores del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Esa decisión fue por mayoría debido a la disidencia de Cosmaro, quien había argumentado que no estaba probada en su totalidad la autoría de los disparos que terminaron con la vida de la víctima.

En la audiencia de imposición de pena de ayer, en la que se conoció el veredicto, la fiscal general Camila Banfi solicitó 15 años de prisión para los acusados teniendo en cuenta las circunstancias atenuantes y agravantes en la que aquella madrugada del 28 de febrero Leiva recibió un disparo en la cabeza cuando estaba afuera de su domicilio de la calle Adela Small y Gansos Verdes.

El enfrentamiento comenzó cuando Camarda, Brizuela y otra persona no identificada dispararon desde la parte alta de la barriada hacia la vivienda de la víctima. Éste le dijo a su pareja que sacaran su hija menor por el peligro que significaba la acción, mientras trataba de arrancar el auto.

Camarda se aproximó a Leiva y luego de comprobar que le había acertado un disparo a corta distancia, comenzó a dar saltos de alegría mientras gritaba exultante: “le di, le di”. Eso afirmó un testigo durante el debate. Leiva agonizó varios días y finalmente falleció el 2 de marzo.

Por su parte la defensora pública Viviana Barillari –asistió a Camarda- pidió el mínimo legal establecido para ese delito, es decir 10 años y 8 meses de cárcel. El mismo requerimiento efectuó la abogada oficial María de los Angeles Garro con respecto a Brizuela.

Por unanimidad el tribunal estableció la pena de 13 años de prisión para ambos condenados. A pedido de la fiscal además dictó el mantenimiento de la prisión preventiva de los culpables hasta que la sentencia quede firme.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico