Los jueces consideraron que se excedió en su legítima defensa al asesinar de once puñaladas

El Tribunal de la Cámara Oral de Río Gallegos condenó a cinco años de prisión a un hombre que mató a otro de once puñaladas en El Calafate. El fallo causó indignación en familiares de la víctima ya que esperaban una pena más severa, pero los jueces consideraron que el homicida se excedió en su legítima defensa.

Caleta Olivia (agencia)

El crimen ocurrió en enero de 2017 en una vivienda de la villa turística donde el acusado, Héctor González, ultimó con un filoso cuchillo a Héctor Daniel Mora con quien mantuvo una feroz pelea.

Los portales digitales de Diario Nuevo Día y Ahora Calafate que dieron cobertura al juicio. señalaron de manera conjunta que no hubo testigos en el hecho porque los dueños de la casa estaban durmiendo.

En la sala de audiencias de Río Gallegos, donde se realizó el juicio, González dijo que Mora se había abalanzado sobre él para agredirlo y por eso utilizó un cuchillo, pero no recordaba cuántas veces lo apuñaló.

La víctima murió desangrada en el mismo lugar y el fiscal Iván Saldivia había pedido una pena de 8 años de prisión para el imputado, que es el mínimo en la configuración de un homicidio simple que establece el Código Penal.

Ese pedido causó malestar en los familiares de Mora, quienes expresaron su disconformidad a través de una carta enviada al portal Ahora Calafate, pero luego se mostraron más indignados cuando el tribunal dio a conocer el fallo, condenando a González a una pena menor.

IRAN A CASACION

En declaraciones al portal Diario Nuevo Día, el abogado de la familia Mora, Fernando Soto, dijo estar perplejo de ver “cómo una causa que fue iniciada por un homicidio calificado por ensañamiento que contempla una condena de prisión perpetua, termina como un exceso en la legítima defensa con cinco años de prisión”.

“Vamos a acudir al recurso de la casación en razón de que entendemos que no se ha procedido conforme a derecho y se ha encuadrado el caso en un exceso en la legítima defensa, que de ninguna manera puede ser sostenido”, afirmó.

Para reafirmar sus dichos sostuvo que este encuadramiento “es imposible de tolerar y repugna cualquier lógica de pensamiento”, ya que “tenemos una persona que ha sido acometida con 11 puñaladas, a la cual se le ha provocado el mayor de los sufrimientos y ha muerto ahogada en su propia sangre, algo que no ha sido considerado”,

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico