Los usuarios plantearon que haya más información sobre la estructura de costos

Los usuarios plantearon que haya más información sobre la estructura de costos

Entre los usuarios que participaron de la audiencia pública se presentaron 22 de los 40 inscriptos. Entre las exposiciones predominaron tres ejes en común: el impacto tarifario; la calidad del servicio; y la falta de información sobre la estructura de costos de la SCPL

Como en las últimas audiencias, hubo varios representantes de los barrios Pueyrredón y Juan XXIII, dos de los más afectados durante el temporal de hace exactamente un año. El primero en opinar fue Enrique Laryora que además se identificó como representante del partido socialista MST y se manifestó “en contra de estos incrementos porque existe gente desempleada y otros que no lo van a poder pagar porque cobran un salario mínimo. Si bien se han creado categorías con subsidios, existe una gran cantidad de personas que no están subsidiadas”, expresó y marcó que “este aumento basado en incrementos provinciales y nacionales es poner la economía por encima de la gente”. Por último, mencionó otro común denominador en la jornada: “se demanda la urgente implementación de redes de gas porque se paga más del doble por la energía”.

En la misma línea, José Remolcoy, vecino del Cordón Forestal reclamó: “no tenemos gas, somos electrointensivos. Con el último aumento en 2017 llegué a pagar boletas de 8 mil pesos. ¿Cuánto tendría que pagar si se aprueba esto? Va a ser muy duro. Si hay 8 mil colgados, puede ser que ahí esté la falencia porque todos los que pagamos en tiempo y forma pagamos por ellos. No es el mejor momento para un aumento. No se han abierto paritarias en algunos gremios, hay gente que ha perdido su trabajo, la carga de gastos es excesiva”. Además, recomendó investigar e invertir en energías alternativas porque basado en su experiencia “gracias a tecnologías reduje el consumo. Sería mejor promover el uso de fotocélulas en alumbrado público o protecciones térmicas, relojes temporizadores, u otras alternativas como energía solar”.

Desde el plano técnico, algunos usuarios cuestionaron el costo del servicio eléctrico comparando con otros lugares del país. Enrique Willensky, advirtió: “un usuario que consume 400 kws, antes del aumento solicitado pagaba $2100 y si se aprueba pasará a pagar $3581 en factura final. Si esta misma casa en lugar de Comodoro estaría en Rio Negro, la factura sería $743 pesos, en Neuquén $1219; y en Bahía Blanca $1184. Seguramente los aumentos del gobierno nacional influyen en la tarifa y no lo voy a defender, pero es simplista y tendenciosa reducirlo solo a esta variable la responsabilidad del aumento”.

Otro de los ejes de la audiencia fue el reclamo por una tarifa coherente a la calidad del servicio. Para Pedro Ancalepi, “la ciudad está colapsada y no pueden pedir un aumento. Vivo en el barrio San Martín y se ve el colapso de todos los servicios. No hay alumbrado público que funcione”.

La falta de información y la exigencia de transparencia en los números por parte de la SCPL fue otro de los planteos en común. Cynthia Francisco criticó la posición del “Ente de Control porque aprueba este pedido de aumento sin saber la estructura de costos, sin saber cuánto dinero entra por mes a la Cooperativa y cuanto se va en sueldos. No hay información sobre el consumo de agua potabilizada para la industria petrolera. Queremos saber cuánta agua potable les brindan y a cuánto se las cobra”. Además se mostró en contra de la micromedición “y también a que descuelguen a los colgados porque a nadie le gusta colgarse, el que se cuelga es porque no le alcanza”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico