Lucas Busdrago fue citado para entrenar con Los Pumas Seven

A los 10 años se inició como jugador en Chenque Rugby Club. Ayer por la tarde lo notificaron para que entrene junto al seleccionado nacional del 28 al 31 de agosto en Don Torcuato. Antes, el joven de 22 años y estudiante de 5º año de Medicina había sido parte de un selectivo. También está preconvocado para la selección mayor de Córdoba.

"Lo que te da el haber sido formado en el sur, es que salís con una actitud muy aguerrida para enfrentar los desafíos. Tal vez hasta seamos rústicos, pero lo que seguro no falta es la actitud a la hora de entrar al campo de juego".
Las palabras pertenecen a Lucas Busdrago, quien con 22 años vive uno de sus mejores años con el rugby, defendiendo la camiseta del Jockey Club de Córdoba y dejando, hace una semana, una concentración con Los Pumas Seven. Además de haber sido convocado para la preselección de Mayores de la selección de Córdoba.
Ayer por la tarde, las sorpresas no estuvieron ausentes en la vida del "sureño", como le dicen a Busdrago, dado que le llegó la notificación oficial para entrenar con Los Pumas Seven del 28 al 31 de agosto en la ciudad de Don Torcuato.
Lucas se unirá al equipo "albiceleste" en los trabajos luego, de acuerdo a su desempeño, solo le restará saber si es convocado para competir en HSBC World Rugby Sevens Series 2017-2018, que arrancara el 1 y 2 de diciembre en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).
Nació en Córdoba, pero a los 4 años se mudó con su familia a la capital petrolera donde estuvo hasta finalizar sus estudios secundarios y retornar a la provincia mediterránea, donde cursa el penúltimo año de medicina en la Universidad Católica.
"A los 10 años conocí el rugby en Chenque, ese es el club que me formó. Y el Jóckey el que me abrió las puertas para que siga creciendo", sostuvo Busdrago a El Patagónico.
Del Sur sólo tuvo pocas ocasiones para conocer lo que es jugar en césped, la mayoría de las veces lo hizo en tierra. Incluso los entrenamientos eran con zapatillas y no con botines para evitar las lesiones.

SUMAR RODAJE

De regreso a Córdoba, se decidió jugar en la Universidad pensando que no le iban a dar los tiempos para el deporte y el estudio en simultáneo. Sin embargo, recapituló sobre sus pasos, se sumó al Jóckey Club y en 2013 tuvo varias convocatorias para ser parte de Los Pumitas, donde una rotura de ligamentos en su tobillo le postergó los sueños.
Pero este año fue distinto, porque el wing fue convocado por Leonardo Garavano, integrante del cuerpo técnico de Los Pumas Seven, para concentrar durante una semana en las instalaciones del club Hindú en Buenos Aires.
"Esto comienza hace cuatro semanas, cuando cuatro chicos de Córdoba fuimos al Trial en Rosario (concentraciones que se llevan adelante en varios puntos del país), donde era ir a jugar y mostrarte sobre un total de 60 jugadores, con la supervisión de integrantes del cuerpo técnico (en su caso Leo Garavano) de los seleccionados nacionales", rememoró Lucas.
Pasaron las semanas, y Lucas esperaba la chance porque consideraba que había tenido un buen rendimiento. Esa noticia llegó ayer por la tarde, y Lucas no pudo ocultar su alegría al compartirla con El Patagónico.
"Estoy convocado para entrenar con Los Pumas Seven junto a cinco chicos más de distintas uniones del país. Si bien es cierto que voy a vestir la camiseta, es un entrenamiento junto a jugadores que ya la defendieron en el campo de juego. Yo anhelo poder llegar a eso", confesó.
La lista de convocados se completa con Fernando Luna (Córdoba Athletic); Conrado Roura (Palermo Bajo); Gastón Revol (La Tablada); Lautaro Bazán Vélez (Córdoba Athletic) y Luciano González (La Tablada).
Antes de ello, Busdrago fue uno de los 18 chicos en ir a Buenos Aires para una preselección con el Seven de Los Pumas.
"Por un lado entrenaban Los Pumas Seven y los que habíamos pasado el Trial. Luego hicimos tanda de partidos y cada volvió a su lugar de origen. Más allá de que hay un llamado o no, la experiencia con los Pumas Seven es algo único, más para un chico como yo que salió del sur del país y nunca se imaginó tener rodaje con jugadores de selección", confesó Busdrago cuando desconocía la noticia de ayer.
En resumen, fue una semana muy particular para Lucas, el último viernes cuando salía de sus prácticas en el hospital recibió un llamado del entrenador Galo Alvar, para notificarlo que estaba preseleccionado con la Selección Mayor de Córdoba.
"Creo que este es un muy buen año para mí. Me doy tiempo para la vida social, los estudios y el rugby. Y se puede, si te gusta todo se puede. Es cuestión de aprovechar tiempos y nunca olvidar de dónde saliste", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico