Luis Robinson tocó por primera vez en Trevelin

Fue miembro fundador de La Mississippi Blues Band y los Chevy Rockets, tocó con Pappo durante 13 años, grabó con: Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Divididos, Viejas Locas, Gustavo Cerati, Charly García, Ratones Paranoicos, entre otros, y lleva su experiencia de 40 años de trayectoria en el rock nacional por todo el país.

El pasado viernes 10 de mayo, el Pueblo del Molino se vio sorprendido al recibir a un pionero del rock y blues nacional, Luis Robinson. El blusero brindó un show increíble en una conocida cervecería local, donde recorrió toda su carrera musical acompañado por artistas de la zona.

En diálogo con El Patagónico, Luis Robinson nos contó que descubrió su pasión por la música con escasos 9 años, cuando escuchó por primera vez a los Beatles. Luego a los 14 años fue DJ (Disc-Jockey) y a los 17 descubrió la armónica en una grabación de un disco de blues de Johnny Winter. “Me llamó la atención, y ahí, con amigos más grandes que yo, porque estudiaba de noche, conozco una sala de ensayos, conozco músicos y digo: yo quiero ser músico”, cuenta Robinson. Y agrega, “la armónica me dio curiosidad, era muy cara una guitarra y un amplificador, yo vengo de una familia muy humilde. Y le metí a la armónica, cuando quise darme cuenta sacaba cosas, desde solos de los Beatles, cosas de León Gieco, gran maestro, y después fui por los blues hasta que descubrí la técnica de doblar notas (hace la onomatopeya “wi-wi”), el bending. Ahí ya empecé a copiar cosas y cuando aparecieron los amigos, con los que íbamos a armar la Mississippi, yo ya sabía un lindo repertorio de estándar de blues, que es lo que trabajamos en los primeros años con la banda”.

AUTODIDACTA Y LEYENDA DEL ROCK

El armonicista se define como músico autodidacta y, cuenta que cuando comenzó no había muchos que tocaran su instrumento, lo cual le abrió muchas puertas para tocar con grandes referentes del rock nacional. Hoy luego de 40 años en los escenarios, es consciente que ya forma parte de la historia del rock y blues en nuestro país. “Ya hace años que me hago cargo, tuve la suerte de estar en la parte fundacional de la “Missi”, pasar de ser un músico invitado, contratado, a ser un miembro de Pappo´s Blues, estuve 13 años con Pappo. Fundé los Chevy Rockets, fue mi primera banda, Luis Robinson y los Chevy Rockets, que hoy siguen de la mano del vasquito Bariain”, explica Luis.

Su participación en míticas bandas le permitieron compartir escenario con grandes referentes de la música internacional. Cuando estuvo con Pappo´s Blues, les tocó ser teloneros de grupos de rock y blues que hacían gira por Argentina, con Guns N´ Roses actuaron en sus dos conciertos que dieron, acompañaron en una extensa gira por Argentina al gran B.B. King, y en 1995 le abrieron el concierto a los Rolling Stones.

Además, Robinson totalizó más de 75 participaciones discográficas, “tuve el honor de haber tocado con tanta gente linda: los Redondos, Divididos, Viejas Locas, Cerati, Charly, Ratones, giras con este con el otro, asique soy un agradecido a todos los que me han dado la oportunidad de tocar en algún momento. Este junio de 2024 cumplo 40 años de la primera vez que me subí a un escenario a los 20. Y ya cumplí 36 desde que empezamos con la “Missi”, asiqué bueno, son años que pesan y es linda influencia, tratamos de ser sana influencia para todos los jóvenes, y sostener esto de la música en vivo, el rock y el blues, lo vivo con alegría. Pegando la vuelta, con decencia y honor”, agrega riendo.

RECORRIENDO EL PAÍS

Luis cuenta que es un apasionado de recorrer la Argentina y lo que significa ser músico en nuestro país. “Es un desafío, pero es lindo, siempre he luchado, nunca fue fácil. Muchos jóvenes me dicen: Luis, es un quilombo… Pero mirá, cuando era pibe también había malaria económica, veníamos de la guerra de Malvinas, siempre fue luchado. Yo les digo, hacelo porque es lo que más te gusta y si es tu pasión, metele. Y yo, más allá de ser quien soy, querido y reconocido luego de tantos años, yo me expreso desde acá, es mi mejor versión, cuando me ven ahí tocando. Desde la música me manifiesto al mundo, a mis hijos, a mis amigos. Es maravilloso ser músico, si vos no vas por tus sueños vas a terminar trabajando para que otro concrete los suyos. Es clarita la ecuación”, afirma.

“Es hermoso ser músico en la Argentina, son 24 países las 24 provincias, y cuando las conocés, no lo podés creer. Córdoba me encanta, pero Mendoza con el vino y la punita de espaldas, ah, pero estuve en Corrientes… son preciosas todas, amo Argentina y amo a los argentinos, de verdad, yo mañana mismo podría no estar más acá y sepan que me voy a ir hiperdichoso, porque no puede ser más lindo nuestro país”, describe el músico.

PRIMERA VEZ EN TREVELIN

Luis Robinson tocó junto al guitarrista de Lago Puelo, Pey Etura, también lo acompañaron los esquelenses Rudy Murua en batería y Daniel Agüero en bajo.

Hablando con el blusero luego del show, comentó que es la primera vez que toca en Trevelin, si bien lo había hecho antes en Lago Puelo y Esquel, por el Pueblo del Molino sólo había pasado para ir al lago a “mojarse la cara”. Al preguntarle sobre su experiencia de dar un show en ese acogedor lugar contestó: “Los músicos somos un poco animales de escenarios y espacios, pero acá no había estado, es una casa muy linda, esta cervecería Alma Cebada, seguro detrás de esto hay una brigada de locos lindos. Que dure mucho, porque son familias. Aguante Trevelin, aguante este lugar, ojalá no veamos pronto”, finalizó.

PING PONG

Javier Martínez: superhéroe

Luis Alberto Spinetta: Cósmico

Luca Prodan: Auténtico y loquito

El Indio Solari: un freak maravilloso

Pappo: transparencia absoluta y brutal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico