Masiva movilización de trabajadores provinciales

Unos 1.500 trabajadores de la salud provincial, judiciales, docentes, estudiantes y auxiliares se concentraron a las 11 en la "carpa de la dignidad" del Hospital Regional en donde distintos gremios protestaron contra el pago escalonado del salario y marcharon hacia la obra social SEROS en reclamo de la cobertura médica. Allí se juntaron firmas para un proyecto de Ley de Emergencia Impositiva que presentarán en esta ciudad.

Una masiva movilización de trabajadores de la salud, educación y estudiantes secundarios ayer se concentró en la “carpa de la dignidad” levantada en el acceso al Hospital Regional y alzaron sus voces en rechazo al pago escalonado de haberes y a otras políticas de austeridad sancionadas por la Legislatura.

Unos 1.500 trabajadores nucleados en los gremios de ATECh (Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut), ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), ATSA (Asociación Trabajadores de la Sanidad Argentina), Judiciales, Centro de Estudiantes Secundarios y Universitarios, UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación), docentes de las escuelas técnicas, gremio aeronáutico, CTA autónoma, CTA de los Trabajadores, empleados de SEROS, Servicio de Protección de Derechos y los distintos sectores del Hospital Regional, como Salud Mental, Pediatría, Tocoginecología, Terapia Intensiva, Quirúrgicos y trabajadores de limpieza.

El que abrió la ronda de declaraciones en un palco improvisado en el ingreso al nosocomio fue el representante de los estudiantes primarios, secundarios y universitarios en reclamo del TEG (Transporte Escolar Gratuito). Federico Paredes, estudiante del Colegio Perito Moreno, dijo que “la Provincia tranquilamente le podría sacar a PAE, a Benetton, pero elige sacarle a los trabajadores, elige recortarle a los docentes, no quieren llamar a paritarias, a los estudiantes nos quieren sacar el boleto, nosotros decimos no. Queremos una lucha en conjunto, los estudiantes y los estatales de provincia. Es una vergüenza lo que está haciendo el gobernador Mariano Arcioni, esto es un recorte a la clase trabajadora, al pueblo chubutense”.

Luego vinieron los turnos de los representantes de ATSA y Judiciales. Raúl Belcastro dijo que “este es un ajuste inventado, para poner de rodillas al pueblo del Chubut y poder entrar de lleno con la minería y terminar de extraer todo lo que tenemos. Acá hay plata de sobra. No puede ser que seamos la cuarta provincia exportadora y que el gobierno no pueda tener para garantizar los sueldos de los estatales, la Salud, para mejorar las escuelas”.

“Nosotros queremos dejarle a las generaciones futuras un lugar digno para vivir y por eso debemos estar en la calle, unidos, y debemos torcerle el brazo a este gobierno”, señaló.

UNA LEY DE EMERGENCIA

Por su parte Daniel Murphy, secretario general de ATECh, dijo que “la lucha es difícil, pero también sabemos que tenemos razón y que vamos a ir para adelante cueste lo que cueste porque lo que es inaceptable para todos los que estamos aquí presentes es agachar la cabeza. Eso no lo vamos a hacer, por más que le pese a este gobierno, que cada vez que vamos a la ruta o cuando nos movilizamos, moviliza la fuerza de seguridad”.

“Hoy estamos todos encolumnados detrás del proyecto de Ley de Emergencia Impositiva para que esa plata venga a los chubutenses, cada peso que nosotros le arranquemos a este gobierno de esas empresas, va a hacer una inversión en derechos, en salud, en educación”.

Fabián Puñalef, de UPCN, sostuvo a su turno que la paciencia se agotó y dijo que “que no se puede jugar con el salario de los trabajadores”. Gerardo Coronado, el secretario de ATE, hizo una analogía con la “carpa de la dignidad” que “está toda parchada como está la salud pública” y acotó que “si algo hizo bien este gobierno fue hundir a los trabajadores”. Otro de los que tomó el micrófono fue Oscar Lapalma, del Sindicato de Trabajadores de la Industria Alimentaria (STIA), que informó que le pidieron a los diputados Carlos González y Gustavo Fita la derogación de los decretos que “perjudican a los trabajadores”.

Hernán Abad, delegado de ATE y representante de los médicos, sostuvo que “está claro que las respuestas no están; las prioridades ya están fijadas: había que recortar”.

Después alertó que “trabajamos al borde de la mala praxis. Hemos atendido concejales y diputados, no sé cómo no les da la cara de no pelear por esto. A nosotros que ponemos la cara con la gente salieron a tratarnos de mentirosos”.

Añadió que al cancelarse las horas extra “no hay manera de cubrir las guardias”.

Después todos marcharon hasta la obra social Seros en donde juntaron firmas, para luego volver hasta el Hospital Regional y desconcentrarse. Los estatales dijeron que si no hay respuestas buscarán parar toda la provincia el 4 y 5 de abril, con una movilización hasta Rawson.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico