"Me detectaron cáncer y Medifé dilató mi tratamiento"

"Me trataron de forma inhumana" denunció la periodista rosarina Flavia Campeis. En diciembre le diagnosticaron cáncer de mama y su prepaga dilató el tratamiento por más de dos meses.

Flavia Campeis tiene 37 años y es periodista. Es reconocida por su labor periodística en el Cordón Industrial de Rosario y producir el podcast “¿Dónde Está Paula?”, serie que relata la historia de Paula Perassi.

A Flavia le diagnosticaron el 16 de diciembre de 2022 cáncer de mama. Desde ese momento, se le hizo muy difícil sobrellevar la burocracia y la hostilidad de Medifé. “Luego de que me detectaran el cáncer, tuve que cargar todos los estudios de alta complejidad en una base de datos porque en estos lugares no te atienden personas”, remarcó la colega a Versión Rosario.

“Pago muchísimo dinero por la prepaga y en el momento de pedir los estudios, Medifé dilató todas las autorizaciones, y sobre todo la autorización del tratamiento. Hizo todo muy difícil siendo que yo tenía la detección temprana de la enfermedad”, y agregó: “cada autorización tenía entre quince y veinte días hábiles. Navidad, Año Nuevo, Carnaval, sábados, domingos, feriados, todos esos días fueron perdidos para mi tratamiento”.

También la periodista hizo una crítica sobre la forma en como atienden a los asociados y asociadas: “para cargar un archivo y/o historia clínica tenes que estar canchera con la computadora. Muchas veces esos archivos tienen que estar en un formato y tamaño específico y hay que saber modificarlos. Ni hablar si la página está caída, esa es otra demora no prevista. No quiero imaginar qué sucede con alguien mayor”, añadió.

Desde el 16 de diciembre pasaron casi tres meses. El diagnóstico de Flavia pasó de una detección temprana a un cáncer de mama con metástasis en esternón y costillas de grado cuatro, que complejizó mucho más su salud.

Hace un mes, Flavia tuvo que atrincherarse a la sede de Medifé en Rosario para que le autoricen un estudio. “En las oficinas no te atiende nadie, te derivan directamente a la web. Tuve que estar más de dos horas ahí para que me autoricen el estudio que me diagnosticaría el tipo de cáncer que tengo y poder llevárselo a la mastóloga. Me puse muy nerviosa, comencé a llorar. Necesitaba esa autorización” comentó con tristeza.

El 24 de febrero, por segunda vez, tuvo que ir personalmente a reclamar su tratamiento. Tuvo que ir hasta la oficina de Medifé, quebrada en llanto, a llevar todos los papeles para que se lo autoricen: “yo no me voy sin mi tratamiento”, manifestó.

Luego de exigir su derecho, y gracias a la red de contención de amigas y medios de comunicación que se acercaron al lugar a bancar a Flavia, consiguió su autorización. “Si Medifé quiere lidiar con la muerte que se pongan una funeraria, si quieren lidiar con la vida que trabajen bien”, reflexionó.

Sin embargo mes a mes la periodista tendrá que pedir la autorización a la prepaga para poder seguir con su tratamiento.

“Yo necesito que esto se visibilice porque esto le pasa a mucha gente y en muchas obras sociales. La prepaga Medifé tuvo un trato inhumano conmigo. Sé por muchas personas que en casi todas las obras sociales sucede lo mismo. Ojalá esto repiense el sistema de salud y que haya uno generalizado por todos”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico