Ministro del gobierno español dijo que Milei "ingiere sustancias"

La Oficina del Presidente calificó los dichos de Óscar Puente como “calumnias e injurias”. También cuestionó al jefe de gobierno español, Pedro Sánchez. “Tiene problemas más importantes de los que ocuparse, como las acusaciones de corrupción que caen sobre su esposa”.

La Oficina del Presidente repudió este viernes las “calumnias e injurias” del ministro de Transporte de España, Óscar Puente, contra Javier Milei y apuntó en duros términos contra el gobierno de Pedro Sánchez por las recientes acusaciones de corrupción contra la Primera Dama, Begoña Gómez.

La disputa comenzó a raíz de las declaraciones del ministro Puente en una mesa redonda sobre redes sociales e imagen pública de políticos. Allí el funcionario español recomendó a los jóvenes ser ellos mismos y en tono de broma agregó que “hay gente muy mala que, siendo ella misma, ha llegado a lo más alto”.

En ese sentido Óscar Puente puso como ejemplo los casos del presidente argentino y del ex mandatario norteamericano Donald Trump. “No sé si tendrán asesores. Yo a Milei, desde luego, si tiene asesores, yo creo que no escucha mucho”, agregó. Y puso como ejemplo aquella aparición suya en un programa de TV, previa al balotaje, donde expresó lo de “meterse en las sábanas” y se quejó airadamente de los ruidos que oía en el estudio.

Sin embargo, luego el funcionario fue más lejos y deslizó que Milei habría consumido drogas. “Yo he visto a Milei, en una tele, y según le estaba oyendo, ¿os acordáis? Lo de... Cuando salió no sé en qué estado y previa a la ingesta o después de la ingesta de qué sustancias, pero salió a decir aquello de, aquello que dijo, pocos días antes de... Yo dije: ‘Es imposible que gane las elecciones’”, dijo Puente, sin ser demasiado específico.

La respuesta oficial de la Casa Rosada fue contundente y tras repudiar las calumnias del funcionario, apuntó directamente contra el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

“El gobierno de Pedro Sánchez tiene problemas más importantes de los que ocuparse, como las acusaciones de corrupción que caen sobre su esposa, asunto que lo llevó incluso a evaluar su renuncia. Por el bien del Reino de España, esperamos que la justicia actúe con celeridad para esclarecer semejante escándalo de corrupción que afecta directamente la estabilidad de su Nación y, por consiguiente, las relaciones con nuestro país”, señaló el comunicado oficial.

La mujer de Pedro Sánchez está siendo investigada bajo la acusación de “tráfico de influencias y corrupción en los negocios”. La denuncia fue hecha por el colectivo Manos Limpias que señaló que la Primera Dama mantuvo reuniones con varias empresas privadas, entre las que destacan Globalia y Air Europa, que más tarde acabaron recibiendo fondos y contratos públicos del actual Gobierno, publicó Infobae.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico