Mirá el insólito gol que marcó Banfield frente a Belgrano

Parecía que Belgrano se iba a llevar la victoria, pero luego de una insólita jugada de la que sacó provecho Cvitanich, Banfield igualó el encuentro faltando un minuto.

De esta jugada se va a hablar mucho durante los próximos días. Banfield le empató el partido a Belgrano en tiempo de descuento con un gol que roza el límite entre lo insólito y lo polémico.

Si bien se trata de una decisión arbitral basada en el reglamento, hay que hacer mucha memoria y volver atrás varios años para encontrarse con un fallo como el que tuvo el árbitro Fernando Espinoza en el árbitro Gigante de Alberdi.

Se iba el encuentro y el Pirata ganaba por 1-0 gracias a un gol de Jonás Aguirre. César Rigamonti, que había tenido un gran partido, tomó la pelota entre sus brazos y empezó a saborear el triunfo. Pero de golpe se vino la noche.

El hombre de negro cobró tiro libre indirecto y argumentó que el 1 retuvo la pelota por más de seis segundos. Rigamonti también estuvo "verde": le dio la pelota en las manos a Darío Cvitanich que con mucha picardía apuró el tiro libre y dejó a Julián Carranza con el arco libre. Y llegó el 1-1.

Todos los futbolistas del equipo cordobés fueron a protestarle al árbitro. Se lo querían comer y hasta lo aplaudieron de manera irónica.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico