"Molesta que hayan dicho mentiras"

El defensor Carlos "Cali" Izquierdoz se despidió de Boca Juniors con una sentida carta y habló del conflicto en el club.

Tras su llegada en 2018, Carlos Izquierdoz se ganó un lugar en la defensa del equipo y luego llegó a ser el capitán del primer equipo. Tras la abrupta eliminación de la Copa Libertadores por penales ante Corinthians, se desató una polémica por una supuesta charla el día previo al partido en la que las figuras del plantel se reunieron para arreglar premios con el Consejo de Fútbol.

Esa fue la última vez que el marcador central se puso la camiseta de Boca, ya que, al partido siguiente, fue suplente en la derrota en el clásico ante San Lorenzo. Ahora, ya instalado en España para sumarse al Sporting Gijón que milita en la Segunda División, Izquierdoz usó sus redes sociales para despedirse de los hinchas y se refirió al conflicto que se hizo viral en el planeta del Xeneize.

“Llegó el momento de despedirme. Que me hubiera gustado despedirme de otra forma, seguro. Pero no pasa nada, se dio así. Me voy satisfecho porque siempre di todo lo que tenía de mi, postergando otros sueños personales o a veces priorizando al club por la familia”, fue uno de los primeros párrafos de Cali en su cuenta de Instagram.

Acto seguido, direccionó su mensaje sobre el conflicto interno que salió a luz y un supuesto cruce con Juan Román Riquelme en la previa al duelo por la Libertadores. “Molesta que se hayan dicho cosas que son mentiras. Si había alguien que quería ganar esta copa, ese era yo, sabía que iba a ser mi última oportunidad y no iba a hacer nada que atentara contra eso. Igualmente, la gente que me conoce sabe cómo soy, de qué forma me manejo y eso es lo que importa”, aclaró.

Luego de haber sido removido del equipo titular desde la asunción de Hugo Ibarra, quien fue confirmado como entrenador por el Consejo de Fútbol hasta fin de año, Izquierdoz sufrió un traumatismo de tobillo que le impidió entrenarse con normalidad y estar disponible en los últimos encuentros ante Talleres de Córdoba y Argentinos Juniors. Por lo bajo, se tramitaba su salida del club, algo que fue anunciado por Mauricio Serna en una entrevista periodística.

“Ha estado con el departamento médico lesionado. Queremos transmitirles que él nos ha pedido ser transferido porque tiene una posibilidad muy clara de irse a jugar a España, al Sporting de Gijón. En las próximas horas se estará cerrando todo el tema para que Izquierdoz siga su carrera en España”, dijo Chicho. Con vínculo hasta fines de 2022 -había sido mejorado el contrato-, el hoy es capitán de Boca ya piensa en su nuevo club.

A pesar de eso, se despidió de los fanáticos y les agradeció por los cuatro años en la institución. “Párrafo aparte para la gente, llenaron cada estadio que me tocó jugar, alentaron en las buenas y las malas y cada hincha que me cruce me trató con respeto. Son los más grande de este club”.

La carta de despedida de Carlos Izquierdoz

Llegó el momento de despedirme. Se cruzan muchísimos recuerdos en mi cabeza y siento orgullo de lo que viví en estos años. Lo que comenzó como un sueño se hizo realidad y hoy le estoy dando un cierre.

Que me hubiera gustado despedirme de otra forma, seguro. Pero no pasa nada, se dio así.

Me voy satisfecho porque siempre di todo lo que tenía de mi, postergando otros sueños personales o a veces priorizando al club por la familia.

Molesta que se hayan dicho cosas que son mentiras. Si había alguien que quería ganar esta copa, ese era yo, sabía que iba a ser mi última oportunidad y no iba a hacer nada que atentara contra eso. Igualmente la gente que me conoce sabe cómo soy, de qué forma me manejo y eso es lo que importa.

Quiero agradecer a toda la gente maravillosa con la que compartí estos 4 años. De todos me llevo un aprendizaje y el mejor de los recuerdos.

Gracias a los cuerpos técnicos, dirigentes, médicos, kinesiólogos, masajista, nutricionistas , utileros, cocineros, empleados administrativos, cancheros, gente de seguridad, cocineros y especialmente a mis compañeros (algunos hasta amigos) que me hicieron mejor cada día, que siempre fuimos de la mano para intentar poner a Boca lo más alto que podíamos.

Párrafo aparte para la gente, llenaron cada estadio que me tocó jugar, alentaron en las buenas y las malas y cada hincha que me cruce me trató con respeto. Son los más grande de este club.

Fueron muchos partidos y varios títulos que van a quedar en mi corazón por siempre. Les deseo lo mejor, Boca va a seguir siendo eternamente el más grande. Hasta siempre Boca, Boca de mi vida…

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico