Municipales de Caleta aceptaron un incremento salarial de 33,21 %

Luego de casi tres años de salarios congelados, los casi 3.500 obreros y empleados de planta permanente del municipio de Caleta Olivia aceptaron en mutitudinaria asamblea celebrada ayer la nueva propuesta salarial del Departamento Ejecutivo, consistente en un incremento del 33,21 por ciento que mejora la anterior oferta del 27,44 por ciento. Así, a partir del martes dejarán sin efecto todas las medidas de fuerza.

Caleta Olivia (agencia)

El incremento salarial obtenido por los trabajadores municipales de Caleta Olivia significa un ajuste de algo más de 4 mil pesos para los agentes de la categoría más baja (módulo 1) y de unos 9 mil pesos para quienes revisten en la línea superior del escalafón (módulo 7), pasando estos últimos a cobrar cerca de 40 mil pesos mensuales.

La propuesta anunciada en el gimnasio Mosconi por el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Caleta Olivia (SOEMCO), Julián Carrizo, deviene de gestiones que realizara ante el intendente Facundo Prades y el Gobierno provincial, que es el que aporta gran parte de los fondos para el pago de la masa salarial.

El aumento acordado, se pagará en dos etapas: la primera ya comenzó a tener vigencia a partir del primer día del presente mes (27,44 %) y la segunda desde febrero de 2019 (5,77 %).

También se aprobó por unanimidad dejar sin efecto todas las medidas de fuerza a partir de las 0 del martes 16 de octubre.

Si bien no todos los agentes venían realizando paros, gran parte del plantel los hacía desde hace dos años y medio o bien asistía esporádicamente a sus puestos laborales pero igualmente percibía sus haberes.

Por esa razón, Carrizo, en nombre de todos los municipales pidió disculpas a toda la comunidad por los perjuicios causados.

TENSIONADA ASAMBLEA

La asamblea que comenzó cerca del mediodía no estuvo exenta de tensión ya que algunos opositores a mesa de conducción de gremio, principalmente delegados, volvieron a poner reparos, sobre todo porque no está asegurado que los salarios se paguen con prontitud, es decir los primeros días de cada mes.

Ello se debe a que la provincia también recibe con demora los fondos de coparticipación federal y consecuentemente los municipios afrontan ese imponderable.

No obstante, la acuciante situación económica que afrontan sus familias debido al proceso inflacionario, hizo que la mayoría decidiera aceptar la nueva propuesta, evidenciándose además la presencia de numerosos agentes jubilados ya que, si bien no tenían voto, el aumento también los beneficiaba.

Antes de retirarse de gimnasio, Julián Carrizo expresó ante los medios periodísticos su reconocimiento “a todo el secretariado del gremio y al conjunto de los compañeros trabajadores porque las diferencias y las miserias quedaron atrás. Quiero también decirles que estuvimos hasta las dos de la madrugada reunidos con el intendente Prades ultimando detalles y logramos mejorar la oferta”.

“Creo que es un porcentaje importante el que logramos acordar, vamos a volver a trabajar y le pedimos mil disculpas a la comunidad, a nuestra sociedad por estos casi dos años y medio de paros”, añadió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico