Musante admitió el pago de "retornos" por la obra pública y describió cómo funcionaba

El empresario de la construcción imputado en la causa "Revelación" declaró ante el juez que para poder cobrar por las obras públicas que habían ejecutado para el Estado chubutense, las empresas se veían obligadas a pagar retornos. Involucró al extitular de la Unidad Gobernador, Diego Correa, como quien fijaba los porcentajes que se debían abonar de acuerdo a los certificados de obra por cobrar.

Dos de los imputados en la causa “Revelación”, el periodista Jorge Andrés Ninin y el empresario Patricio Musante, ampliaron sus declaraciones al ofrecerse a contar lo que sabían respecto de la investigación que desarrollan los fiscales generales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz sobre presuntos negociados entre exfuncionarios del Gobierno de Chubut y empresarios de la construcción de distintas ciudades de la provincia como Trelew, Rawson, Puerto Madryn, Esquel y Comodoro Rivadavia.

Las declaraciones fueron consideradas como importantes para los fiscales en función del avance de la investigación. Coincidieron en que Ninin y Musante no sigan detenidos en comisarías, sino que sigan privados de la libertad mediante la modalidad del arresto domiciliario por el término de seis meses, lo que fue avalado por el juez de la causa, Sergio Piñeda.

La declaración más resonante la aportó Patricio Musante, titular de la empresa constructora Sudelco y expresidente de la Cámara de la Construcción del Noreste del Chubut.

Según la información de prensa del Ministerio Público Fiscal, Musante involucró al fallecido gobernador del Chubut cuando indicó: “no podíamos asumir las consecuencias de no cobrar” en alusión a las deudas que tenía el Estado provincial con empresas constructoras. “Estábamos en situación de asfixia cada vez peor”, afirmó. Y dio cuenta de las órdenes que ejecutaba Diego Correa –el exfuncionario provincial detenido en la causa “El Embrujo”- y que lo hacía por mandato del entonces gobernador Das Neves, aunque formalmente para la investigación Correa es cabeza visible de la organización.

El punto de mayor tensión de su declaración fue cuando hizo referencia a una citación que a su despacho le realizó el exgobernador. “Me llamó Diego Correa. Yo estaba en Buenos Aires. Me pasó con Das Neves y acordamos que al día siguiente nos reuniríamos. Cuando entro a su oficina me dijo: ‘a Sudelco se le acabó la coronita. Tienen que aportar como todos, así que ahora a la platita la tenés que poner. Esto lo tenés que manejar con (Diego) Correa’”.

Musante dio cuenta de una breve reunión posterior con Correa quien lo impuso de los porcentajes que se debían abonar de acuerdo a los certificados de obra por cobrar, según correspondiera la deuda a la gestión de Das Neves o a la gestión de su antecesor, Martín Buzzi. “Ahí le tuve que dar 20.000 pesos en efectivo. También mencionó otros pagos y los sobres que entregaba a Diego Lüthers y Diego Correa, ambos de la Unidad Gobernador y detenidos en el marco de la causa “El Embrujo”, donde en forma paralela a la causa “Revelación” se investiga a Correa por la conformación de una asociación ilícita conformada para defraudar al Estado provincial.

El imputado agregó: “Das Neves me lo dijo claramente: ‘estas son las condiciones. Hay muchas empresas que quieren trabajar con nosotros’, en alusión al pedido de retornos para que su empresa pudiese cobrar lo adeudado por el Gobierno por obras públicas en ejecución.

Musante también dio cuenta de su pasado en la función pública, en la Administración de Vialidad Provincial, entre los años 2004 y 2011 durante las dos primeras gestiones de Das Neves. A la cez dio cuenta de la creación de la empresa Sudelco en 2014, las obras que tomaban con fondos del Gobierno nacional, la burocracia para poder cobrar, las presiones de la Unión Obrera de la Construcción y el Gobierno del Chubut para no despedir obreros y mantener la “famosa paz social”, describió, y los pedidos a las autoridades de Economía de la provincia para tener “previsibilidad” en los pagos.

También en el marco de los condicionamientos hizo referencia a que en su momento llegaron a tener 500 obreros con los pagos salariales al día, pero con deudas millonarias a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y otros proveedores por el no pago de obras del Banco Hipotecario y la provincia del Chubut. “Actualmente nos deben de la provincia 100 millones de pesos”, dimensionó.

EL APORTE DE NININ

Los fiscales Iturrioz y Nápoli también destacaron la predisposición del periodista comodorense Jorge Andrés Ninin. Quien en principio como testigo y ayer como imputado, amplió su declaración en el marco de la investigación de la causa “Revelación” y puntualmente en la compra der acciones del Canal 9 de Televisión de Comodoro Rivadavia. El periodista ahora está con arresto domiciliario en la casa donde vive su exesposa junto a los dos hijos de ambos.

Los fiscales investigaron a Ninin respecto de su conducta y las reuniones que mantuvo para comprar acciones de Protel S.R.L. propietaria de Canal 9 de Comodoro Rivadavia en momentos en que se hallaba en situación de quiebra. Los investigadores creen que el salvataje económico se realizaba con el dinero de la llamada “caja negra” que pagaban las empresas constructoras involucradas, especialmente la conducida por otro de los imputados en la asociación ilícita, Federico Piccione.

En la ampliación de la declaración en la audiencia de ayer, Ninin, contó como accedió a gerenciar ese canal de televisión, por pedido del empresario de la construcción Piccione, también imputado y detenido en el marco de la misma investigación.

Dijo que de manera insistente Piccione le pedía que no mencionara su nombre a la vez que de manera sistemática le aportaba dinero para el sostenimiento de ese medio de comunicación. “Estaba muy entusiasmado con sacar adelante al canal, haciendo tareas administrativas, periodísticas y de programación, siempre con una excelente relación con el personal”, expresó.

Dijo desconocer cuáles eran las razones del “pedido de ocultamiento de la identidad de Piccione”.

“Me siento decepcionado y defraudado. Para mí el Canal 9 era una buena salida laboral desde lo personal. Jamás imaginé la procedencia de los cheques”, afirmó Ninin.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico