Nicolás Stupenengo compartió en la TV su historia de superación

El comodorense, que quedó cuadripléjico al lanzarse a nadar, estuvo como invitado en el programa de Juana Viale durante la noche del sábado. "En mi cabeza no está el 'no puedo'", aseguró y contó cómo decidió plasmar su historia en una obra de teatro que se titula "Nicolás anda".

En el penúltimo programa de La Noche de Mirtha, Juana Viale recibió a Nicolás Stupenengo, quien se quedó cuadripléjico luego de un accidente en el mar y que se animó a contar su nueva vida en una emocionante obra de teatro.

En medio de la charla sobre el balance que cada uno hace de su año, Juanita le pidió a Nicolás que contara su historia, la cual plasmó en una obra de teatro. Fue en ese momento, que el hombre de 47 años comenzó a narrarla: "el 31 de diciembre a las 6 de la tarde, en el 2006, me tiro de cabeza al mar en Puerto Pirámides y en el segundo salto cuando al agua escuché un 'crack', me dejé ir al fondo, logré empujarme, empecé a bracear porque no perdí la conciencia y a pedir ayuda. Ahí se tira un amigo a rescatarme y me pregunta que me pasó, y le dije: 'no sé, pero creo que la cagué"

Sorprendida, Verónica Llinás le pregunta: "¿Te golpeaste?", a lo que el Nicolás señala pensativo: "Yo siento que no me golpee, fue el impacto contra el agua. El diagnóstico fue que se me rompió la quinta y sexta vértebra cervical, la quinta quedó quedó pulverizada y se desplazó y lesionó la médula, que está sana, pero le quedó un hematoma".

Sobre cómo fueron los primeros días luego del accidente, el hombre contestó: "yo soy una persona que cuando pasa algo respiro y digo: 'esto es lo que hay y a partir de acá hay que construir lo que sea'. La primera persona que me dejaron ver fue a mi hermana y se lo dije".

En un primer momento, Nicolás no movía nada por debajo del cuello, pero luego gracias a kinesiología y rehabilitación pudo volver a mover los brazos, y señaló con humor y mientras los movía: "esto es lo que muevo, no hay más que esto, divertite con esto"

"Yo con esto (hablando de su movilidad) tengo una vida plena y no me detiene nada", remarcó.

Al ser consultado si alguna vez se enojó con lo que le sucedió, él manifestó: "siempre amé el mar, no estoy enojado. En mi cabeza no está el 'no puedo', mi mayor desafío fue no comparar con mi vida anterior, porque yo entrenaba, corría, trabajaba como un animal".

Y agregó: "volví al lugar (del accidente) y le agradecí al mar lo que me quitó porque me dio otras cosas".

Stupenengo, quien antes de su accidente trabajaba como asistente de dirección, decidió plasmar su historia en un unipersonal que se titula "Nicolás anda", y sobre esto comentó: "estamos buscando salas. Hicimos 10 funciones en el teatro Moscú y una en Comodoro Rivadavia", concluyó.

SU INSEPARABLE PERRA

Nicolás fue al programa junto a su perra labradora, que está entrenada para ser asistente de personas con discapacidad motora, como él. “No sabía que existían los perros de asistencias para personas con discapacidad motora y cuando vi lo que hacía por primera vez la flasheé en colores”, recordó.

"En ese evento estaba Sofía con 7 meses. Un año y medio después empecé a entrenar con Camba y después quedó Sofía y me enamoré", dijo.

Stupenengo explicó que cuando Sofía está trabajando no se la puede tocar y que él le da recreos en donde "le saca el chaleco" para que la puedan acariciar: "En ese momento cambia de actitud complemente".

“En casa Sofía no trabaja o trabaja, pero sin chaleco. Yo le pido cosas y me las trae. Me levanta cosas del piso, puede abrir la puerta y sacar algo de un cajón”, contó. “¡Qué maravilla!”, se asombró la animadora.

Y Nicolás aseguró: “en pandemia me salvó la vida. Me guardé con Sofi y mi única salida era sacarla a hacer pis y caca. Yo estoy todo el día tocando las ruedas y las ruedas tocan el piso, todo va a mi boca porque para abrir las cosas usó la boca. Yo era un coronavirus andando”.

"Con Sofía tenemos grandes charlas", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico