Niño espera un trasplante de intestinos luego de sufrir una violación

El abusador, que es el papá de un amiguito del menor de 11 años y estuvo prófugo durante dos años, le perforó el aparato intestinal y el chico tuvo que ser intervenido quirurgicamente en el Hospital Garrahan.

Maxi es de Chaco, tiene 11 años y fue sometido a una intervención quirúrgica en el Hospital Garrahan para poder integrar la lista de espera de un donante de intestinos. El niño fue violado hace cuatro años por el papá de un amiguito.

Cuando tenía 7 años, Maxi fue a jugar a la casa de su amigo, en Resistencia y el papá Omar Alberto Verón abusó de él. Prendió la máquina de cortar pasto para que no se escucharan los gritos del nene, quien además fue amenazado para que no dijera nada.

El abuso fue descubierto por un cirujano infantil al que contactó el papá de Maxi cuando el niño comenzó a manisfestar síntomas de que algo no andaba bien. El médico advirtió que el pequeño tenía un desgarro anal y perforaciones intestinales compatibles con un ataque sexual. Maxi fue sometido a diferentes tratamientos y cirugías, en tanto el violador estuvo prófugo hasta que fue detenido la semana pasada.

El papá de Maxi, Miguel Angel Orué contó a Crónica que "en el Garrahan le cerraron la abertura abdominal que le habían hecho para que pudiera alimentarse mediante zonda. Ahora lo hace por vía venosa. Cuando cicatrice, pasará a lista de espera porque necesita un trasplante de intestinos", aseguró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico