Nuevo escrache a Álvarez Castillo en un local de Etiqueta Negra

Ocurrió en el local ubicado en el shopping Alto Palermo. La manifestación tuvo lugar en el negocio de ropa tras el video del cordero cayendo a la pileta del empresario.

Luego de que se difundiera un nuevo video del cordero cayendo desde un helicóptero a la pileta de Federico Álvarez Castillo, el sábado se registró un escrache en la puerta de su local de Etiqueta Negra ubicado en el shopping Alto Palermo.

“Repudiamos a toda persona que crea tener poder sobre el cuerpo o vida de un ser sintiente”, se leía en uno de los carteles que portaron los activistas en defensa de los derechos de los animales. La manifestación fue pacífica y se realizó en la puerta del local, ubicado al frente del shopping de Palermo.

Tras el primer video que causó repudio e indignación en medios de comunicación y redes sociales, activistas veganos y proteccionistas anunciaron que iban a realizar escraches en todos los locales que hay en el país.

El empresario, por su parte, había denunciado ser víctima de un acto de vandalismo horas antes de que se difundiera un nuevo video donde se lo ve sacando al cordero de su piscina.

"En virtud al video que está circulando en las redes sociales, quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo. Y aclarar que al momento del hecho nos encontrábamos dentro del hogar cuando sentimos un fuerte ruido en el jardín", había posteado Álvarez Castillo en el Instagram de Etiqueta Negra, una de sus marcas.

“Al salir percibimos el acto aberrante que nos llevó a un gran desconcierto por una broma de muy mal gusto. Por tal motivo repudiamos este tipo de acciones y estamos trabajando para que se esclarezca de inmediato esta situación", agregaba el dueño de la chacra ubicada en la ciudad uruguaya de San Ignacio en la que cayó el cordero.

Ante la Justicia declaró que el animal se lo cedió a “trabajadores” para que lo comieran, mientras quien arrojó el animal se limitó a pedir “disculpas” y a asumir su responsabilidad. Se trata de Eduardo “Pacha” Cantón, quien con su testimonio puso en evidencia que Alvarez Castillo mintió en más de una oportunidad. Primero cuando dijo que pensó que podría haberse tratado de un atentado contra él y su familia. Y también cuando sostuvo que no sabía quién podría haber arrojado el animal en la pileta de su casa en José Ignacio.

En la filmación se ve cómo el animal es lanzado desde más de 30 metros de altura. El cordero impacta en forma violenta con el agua y la pileta rebalsa al instante. La reacción de quienes tomaron las imágenes y están dentro del inmueble no es de sorpresa; todo lo contrario, coinciden en una carcajada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico