Orsanic puso en duda su continuidad en el equipo argentino de Copa Davis

"A fin de año decidiré si sigo o no como capitán. Ahora deberé enfriar la cabeza, no es el momento para definirlo", comentó el capitán de 49 años poco después de llegar al aeropuerto de Ezeiza.

El capitán de Copa Davis de la Argentina, Daniel Orsanic, que en menos de un año transitó sensaciones contrapuestas, al salir campeón por única vez en la historia el 27 de noviembre pasado e irse al descenso el último fin de semana, puso en duda ayer su continuidad al anunciar que a fin de año definirá si sigue al frente del equipo.
"A fin de año decidiré si sigo o no como capitán. Ahora deberé enfriar la cabeza, no es el momento para definirlo", comentó Orsanic, de 49 años, en declaraciones a TyC Sports poco después de llegar al aeropuerto de Ezeiza.
El capitán del equipo argentino asumió esa función en marzo de 2015 y en su primer año de gestión llevó el equipo a semifinales, instancia en la que perdió ante Bélgica, en Bruselas, mientras que en 2016 tocó el cielo con las manos cuando conquistó el título tras haber superado a Croacia (3-2) en Zagreb.
Sin embargo, el último fin de semana perdió la categoría en Astaná, al caer por 3-2 en el Repechaje con Kazajistán, por lo que en 2018 jugará la Zona Americana.
"Fuimos a buscar la victoria como lo hicimos siempre que representamos al país. Nos preparamos bien, con tiempo, pero no se dio y ahora debemos mantener el equilibrio, el mismo que tuvimos el año pasado cuando ganamos la Davis", comentó Orsanic.
El conductor del equipo "albiceleste" se mostró triste por el descenso, que no se esperaba cuando comenzó el año, pero la derrota ante Italia en Buenos Aires y las bajas de los principales referentes dejaron al equipo demasiado debilitado para el Repechaje en Astaná, con un solo integrante de la formación que ganó en Zagreb, el bahiense Guido Pella, ya que los otros tres no fueron por distintos motivos, Juan Martín Del Potro y Leonardo Mayer porque no jugarán más la Davis, y Federico Delbonis debido a que está lesionado en la cadera.
Así, Argentina presentó a dos debutantes, los doblistas Andrés Molteni y Máximo González que mostraron un nivel muy flojo, y un tenista como Diego Schwartzman que atraviesa el mejor momento de su carrera pero en Astana se vio superado por la presión típica de la Davis y jugó ante Mikhail Kukushkin uno de sus peores partidos de la temporada.
"Es simple, no pudimos jugar mejor que ellos. Sabíamos de antemano que sería una serie dura, Kazajistán tiene muy buenos registros en la Davis. En principio la exclusión de Andrei Golubev parecía una ventaja para nosotros, pero no lo fue porque el que ingresó en el dobles (Timur Khabibulin) se potenció y lo hizo bien", analizó Orsanic, quien había planeado terminar 2-1 arriba en el marcador el sábado pero fue al revés y la eliminatoria se definió cuando Kukushkin le ganó a Schwartzman y estableció el 3-1 irremontable.

SCHWARTZMAN : "NO SOLO MI DERROTA NOS LLEVO AL DESCENSO"

El tenista Diego Schwartzman, quien perdió el partido que determinó el descenso de Argentina en la Copa Davis el domingo último ante Kazajistán, afirmó que "no solo por su derrota se perdió la categoría sino que hubo otros factores", en declaraciones que realizó ayer al regresar al país junto al resto del equipo que cayó en Astaná por 3-2 y que lo obliga a jugar en la Zona Americana en 2018.
"Como dije en Astaná, los responsables somos los que jugamos y perdimos, pero no solo mi derrota nos llevó al descenso, hubo otros factores, muchas otras cosas que nos llevaron al descenso", afirmó el "Peque", de 25 años, en declaraciones efectuadas a TyC Sports en el aeropuerto Ministro Pistarini, en Ezeiza, en el regreso de la delegación local.
Argentina, actual campeón de la Davis, perdió su plaza en el Grupo Mundial al caer ante Kazajistán en el Repechaje jugado en Astana que se definió con la derrota de Schwartzman ante Mikhail Kukushkin por 6-4, 6-4 y 7-6 (7-2).
El "Peque" Schwartzman y Máximo González fueron los dos integrantes del equipo que regresaron a Buenos Aires, junto al cuerpo técnico encabezado por Daniel Orsanic y Mariano Hood, mientras que Guido Pella viajó directo desde Astana a Rusia para jugar el ATP de San Petersburgo, al igual que el doblista Andrés Molteni.
"Tengo más bronca que cuando terminó el partido. Tuvimos una buena actitud, pero no nos alcanzó y perdimos bien, Kazajistán nos superó en la cancha", admitió el tenista surgido en el Club Náutico Hacoaj, en el regreso del equipo al país luego de haber descendido el fin de semana.
Schwartzman atraviesa el mejor momento de su carrera con su acceso al puesto 28 del ránking mundial de la ATP, y su muy buena actuación en el US Open, donde trepó hasta los cuartos de fina con victorias sobre el croata Marin Cilic (5) y el francés Lucas Pouille (22), éxitos que autorizaban a pensar que podría superar a Kukushkin (78), en un partido en el que jugó realmente mal.
"Entré muy tenso a la cancha, tenía mucha responsabilidad porque debía ganar sí o sí para que Argentina siga en competencia, y después tenía que jugar Pella (ante el local Dmitry Popko), todo eso me jugó en contra ante Kukushkin. De toda maneras, no me parece nada grave tener que jugar la Zona Americana, es la realidad que nos tocó y debemos aceptarla", concluyó Schwartzman.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico