Pagani negó haber recibido coimas

El exministro de Infraestructura aseguró que el empresario de la construcción Papaiani mintió; aseguró que su trabajo no era hacer órdenes de pago y que por eso no tenía sentido que lo coimeen.

Alejandro Pagani sostuvo este viernes durante el juicio por la causa Revelación que “no cometí ningún delito”, que nunca integró una asociación ilícita y criticó los testimonios de Diego Lüters y del empresario de la construcción de Rawson, Carlos Papaiani. Ambos lo involucraron en los retornos de la obra pública durante el tercer gobierno de Mario Das Neves con dichos que el ingeniero consideró falsos.

Ante el tribunal en la Oficina Judicial de Rawson, Pagani recordó que el fiscal Marcos Nápoli lo acusó de “llenarse los bolsillos” pero que curiosamente no le imputó enriquecimiento ilícito. “Sencillamente porque jamás lo hubo”, dijo. Y que como ministro jamás pudo pedir coimas para liberar fondos porque no era él quien hacía las órdenes de pago.

Según Pagani, en la época de los presuntos retornos sólo hizo su trabajo. “Vaya a saber por qué motivo, pero puedo suponerlo, Lüthers, acusado por un delito, sorpresivamente en una declaración absurda me vincula. Desde su oficina a 10 cuadras de la mía pretende interpretar cómo era mi trabajo como ministro y mi relación con el gobernador y su entorno, y cómo, cuándo y para qué un ministro intercambia información con ellos”.

Aseguró que todo el tiempo Das Neves recibía informes sobre obra pública de todo tipo desde Infraestructura igual que su sucesor, Mariano Arcioni. “Siempre atendí los requerimientos del gobernador pero acá me dicen que eso es un crimen. También dicen que esas planillas me volvían con tachaduras y enmiendas, pero no mostraron ni una sola simplemente porque ese mecanismo nunca existió”.

Luego le apuntó a Papaiani, expresidente de la Cámara de la Construcción, testigo clave del fiscal Marcos Nápoli. “Es el único empresario que generó dudas sobre mi actuación. Pero fue mendaz y mentiroso y quedó en evidencia. Con 20 años de experiencia no podía desconocer que las adjudicaciones son por decreto”.

El imputado se paró ante los jueces para explicar en detalles dos expedientes de obra y la burocracia hasta su pago. “No hay ningún trámite en el Estado que pueda hacerse fuera de sistema. Por eso no entiendo de que me acusan; me mezclan con Economía y con el IPV pero nunca me dijeron en cuál expediente concreto o en cuál certificado intervine para poder explicarlo”.

Recordó que al inicio del caso pidió declarar pero “era mejor publicidad detenerme”. Y que el célebre memorándum firmado por el gobernador para que todas las contrataciones pasen por Diego Correa “es una piedra fundamental de esta presunta asociación cuando en realidad en todas las gestiones hubo similares. Esta es mi verdad y la verdad de los hechos”.

Fuente: Diario Jornada

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico