Para la Justicia, no hay indicios del supuesto ataque sexual

Se complica la situación de la mujer que le cortó los genitales a su amante y la causa podría cambiar de carátula. La acusada había asegurado que lo que hizo fue como respuesta a una violación, pero la Justicia no encuentra incididos del supuesto abuso sexual.

Brenda Micaela Barattini ya cumplió más de una semana detenida en el penal de Bouwer, a dónde fue trasladada después de cortarle los genitales a su amante en un confuso episodio ocurrido en el departamento donde ella vive en Nueva Córdoba.

La situación de la joven de 26 años no parece mejorar ya que la Justicia descree de su versión. Según ella, fue víctima de violación por parte del músico de apellido Fernández, quien tuvo que someterse a una cirugía reconstructiva y ya fue dado de alta.

Para la titular de la Fiscalía de Violencia Familiar, Bettina Croppi, "no hay indicios de que se haya tratado de un ataque sexual donde ella haya querido defenderse”, según publica El Once.

Además, los abogados del hombre presentaron pruebas que demuestran la relación sentimental entre ambos, que llevaba cerca de un año. Las anotaciones en la agenda también complicarían a Brenda.

La fiscal está evaluando si cambia la imputación de Barattini de "lesiones gravísimas" a "intento de homicidio". Además, no se descarta que su abogado Carlos Nayi pueda ser imputado por violación del secreto de sumario.

La semana pasada declaró en sede judicial y en su testimonio, Brenda Barattini aseguró que lo que hizo fue como respuesta a una violación. Durante seis horas, la joven arquitecta de 26 años respondió más de 200 preguntas. En su declaración explicó que el hombre la tomó del cuello y, mientras simulaba, agarró lo primero que encontró.

Ante la pregunta de qué sentía con respecto a lo ocurrido, el abogado de la joven, Carlos Nayi, contó que su clienta respondió: "mucho asco, mucho dolor, siento impotencia y me siento destruida".

"Si hubo desproporción o no, no le podemos pedir eso a una persona que estaba en crisis, inferioridad de condiciones físicas. Es una situación límite, y en medio de esto, se defendió", sostuvo Nayi sobre el elemento elegido por Barattini para rechazar el supuesto intento de abuso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico