Pedían plata para liberar un lobo marino

El animal se encontraba enjaulado en una pileta para lavar la ropa. Los vecinos, indignados, hicieron la denuncia.

Un lobo marino apareció este miércoles en la ribera del barrio porteño de Quilmes. Dos hombres lo secuestraron, se lo llevaron a la casa y lo pusieron en una jaula en una pileta para lavar la ropa y pedían dinero para liberarlo.

Según los vecinos, los hombres buscaban ganar dinero con el animal, al cual secuestraron por varias horas en su casa hasta que frente a las múltiples denuncias se presentó en el lugar una asociación proteccionista de animales y los convencieron de que lo liberarán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico