Peña Braun ratificó el plan para instalar una central nuclear en Sierra Grande

En su informe periódico ante el Congreso de la Nación, el jefe de gabinete, Marcos Peña Braun, volvió a confirmar las intenciones del Gobierno nacional de instalar una central nuclear en Sierra Grande, tras el acuerdo de financiamiento alcanzado con China.

El gobierno de Mauricio Macri confirmó su intención de avanzar en la construcción de dos nuevas centrales nucleares con capitales chinos y rusos, una de ellas en Río Negro.

Así quedó establecido cuando el jefe de gabinete de la Nación, Marcos Peña, negó que se vaya a cancelar la construcción de dos nuevas centrales nucleares. Aseguró: “resulta cuanto menos inexacto hablar de ‘desinversión’ o ‘paralización’”.

“En un marco de excelente relación y entendimiento con la contraparte china, la reprogramación está siendo negociada, mientras Nucleoeléctrica y CNNC continúan avanzando con los contratos comerciales”, sostuvo Peña en el último informe efectuado en el Congreso de la Nación.

“El proyecto para la construcción de la IV y la V centrales nucleares, debido a su significativo impacto presupuestario de corto plazo y a la importancia de alinear los proyectos de desarrollo de infraestructura con los parámetros de la política fiscal, se encuentra en proceso de revisión”, aseveró el jefe de gabinete.

Y agregó: “es de vital relevancia, por último, que las inversiones tengan un marco de referencia basado en la factibilidad de los proyectos”.

REVES JUDICIAL

Sin embargo, para llevar a cabo su plan, el Gobierno nacional debe sortear dos obstáculos. Uno es una ley que prohíbe la instalación de centrales nucleares en Río Negro. El otro es el fuerte rechazo social.

En las últimas horas, el procurador rionegrino, Jorge Crespo, emitió dictamen a raíz de la presentación del intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren, para que se habilite la construcción. Según reveló el sitio web Va Con Firma, el funcionario judicial sostuvo que la ley provincial “fue dictada de acuerdo a las facultades otorgadas al Poder Legislativo” y ahora la controversia deberá ser resuelta por el Superior Tribunal de Justicia.

El dictamen del procurador General indicó que la Ley 5.227 fue “dictada merced a las facultades otorgadas por la Constitución Provincial al Poder Legislativo” y que “goza de la respectiva presunción de legitimidad y sobre la cual el accionante no ha evidenciado en el caso bajo análisis la hipotética colisión que podría tener con la Carta fundamental”.

Crespo advirtió: “para el caso que ese cuerpo (STJ) estimara que el accionante se encuentra legitimado, considero de conformidad a lo antes manifestado que la acción resulta formalmente improcedente”.

Hay que recordar que tras varias oscilaciones en torno de la localización de la quinta central nuclear, el gobernador de Rio Negro, Alberto Weretilneck, terminó negando la posibilidad como consecuencia del amplio rechazo popular provincial al que se sumaron la Iglesia Católica, organizaciones ambientalistas, partidos políticos y sindicatos rionegrinos.

Mientras tanto, el intendente Iribarren gestiona una audiencia a través de diputado nacional Sergio Wisky (Cambiemos), con Javier Iguacel, el titular de Energía de la Nación, para conocer su plan en materia energética.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico