Peritajes confirmaron que el niño herido recibió un piedrazo

Los peritajes que llevó adelante personal de Criminalística por el nene de 8 años herido en un hombro cuando iba en el interior del auto que manejaba su mamá en el barrio Máximo Abásolo, no son compatibles con un disparo de arma de fuego.

Tal como lo describió El Patagónico en su edición de hoy, un niño de 8 años ayer por la tarde resultó herido en un hombro cuando iba en el interior del auto que manejaba su madre.

El ataque ocurrió en un sector de la extensión del barrio Máximo Abásolo y en el Hospital Regional le saturaron la herida. Según la denuncia de la madre del nene ante la policía de la Seccional Séptima, eran las 18 cuando circulaba por la calle Forjadoras Patagónicas. El niño iba en el asiento trasero del auto y fue alcanzado por un proyectil que traspasó el ventilete de la puerta del auto y lo lesionó en el hombro izquierdo.

Hoy, según adelantaron fuentes oficiales a este medio, personal de la División de Criminalística realizaron las pericias de rigor y confirmaron que el menor habría recibido un piedrazo, descartando que se trate de un disparo de arma de fuego, hipótesis que se manejaba desde un primer momento.

La madre se dirigió directamente hasta la guardia del Hospital Regional, donde los médicos practicaron las curaciones del caso. Se constató que las heridas que sufrió el menor eran leves.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico