Piden diez años e inhabilitación de por vida para el pediatra investigado por pedofilia

La fiscal Daniela Dupuy, indicó que en su investigación pudo determinar que hubo 1.500 víctimas del médico que producía y distribuía pornografía infantil.

La fiscal Daniela Dupuy pidió este martes que el pediatra del Hospital Garrahan Ricardo Russo, acusado por el delito de producción, tenencia y distribución de pornografía infantil, sea condenado a la pena de 10 años de prisión. Además, en su alegato, pidió que el médico sea inhabilitado en su profesión de por vida.

Cabe señalar que la fiscal en su investigación pudo determinar que hubo 1.500 víctimas del médico que producía y distribuía pornografía infantil.

En tanto, Susana Ciruzzi, la abogada que representa al Hospital Garrahan, pidió tres años de prisión y la inhabilitación permanente para Russo.

Está previsto que la sentencia se dé a conocer este miércoles.

EL CASO

Russo llegó a juicio acusado de haber distribuido 336 videos de explotación sexual infantil facilitados a través de la red Emule, de tenencia con fines inequívocos de distribución de 964 fotos y 68 videos de menores de 13 años realizando actividades sexuales explícitas, y de haber producido 5 sesiones fotográficas de niñas exhibiendo sus partes genitales, a lo que se suman 220 imágenes tomadas a chicos en lugares públicos haciendo foco en la zona íntima.

Russo fue detenido en el estacionamiento del propio hospital pediátrico en la tarde del pasado 28 de mayo, seis meses después de que un allanamiento en su domicilio particular diera como resultado el secuestro de material vinculado a la investigación. Dos días después se le dictó la prisión preventiva.

El Hospital Garrahan -que es parte querellante en el juicio- aclaró entonces a través de un comunicado que "no fue notificado anteriormente que se llevaba adelante una investigación" hasta el día de la detención.

La reacción inmediata fue entonces "instruir sumario administrativo y apartar inmediatamente de sus funciones al profesional involucrado".

El 5 de julio pasado la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas confirmó la prisión preventiva que había sido apelada por la defensa de Russo.

No obstante, el mismo tribunal le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria dos meses después por considerar que no existía peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.

De 57 años, Russo llevaba once años dirigiendo el servicio de inmunología y reumatología pediátrica y 23 como médico del hospital.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico