Poblador de Perito Moreno está desaparecido desde diciembre

Se llama Mario Ernesto Curín, tiene 58 años y no se sabe nada de su paradero desde los últimos días de diciembre ya que nunca retornó a la chacra de su propiedad ubicada a unos tres kilómetros de la zona urbana de Perito Moreno, a la cual se ingresa por la Ruta Provincial N° 43.

CURIN red.jpg

La última comunicación telefónica que mantuvo con una de sus hijas, Amira Curín quien por estos días se encuentra en la localidad entrerriana de Paraná, fue el 24 de diciembre.

De esa conversación no surgieron indicios que reflejaran algún problema personal o familiar, salvo un disgusto por no poder cobrar el alquiler de una de sus casas que posee en el pueblo a una mujer que le adeuda casi diez meses.

Amira intentó comunicarse nuevamente el 31 de diciembre pero su padre no atendió su teléfono celular, por lo cual se alertó del caso a la comisaria de Perito Moreno que de inmediato se abocó a su búsqueda.

Como nadie dio testimonio de haberlo visto, en días subsiguientes se requirió el apoyo de personal policial del Grupo de Operaciones Rurales (GEOR) y de la División Canes que pertenece a la Unidad 16ta. de Bomberos con asiento en Cañadón Seco.

Se realizaron amplios rastrillaje tanto a pie como a caballo por inmediaciones de la chacra y también por las orillas del río Fenix.

La comisión policial que acudió inicialmente a la chacra “Los Manantiales” halló la puerta abierta, el auto de Curín (un Chevrolet Corsa) con las llaves puestas, restos de comida en descomposición, algo de dinero en un cajón, el teléfono celular y también masa de pan que estaba lista para hornear.

Su hija comentó a El Patagónico que Mario Padece esquizofrenia y que hace aproximadamente un año tuvo un brote de esa enfermedad y despareció de la chacra, pero fue encontrado a unos 50 kilómetros, no precisando que deambulaba o permanecía en algún refugio o casa de campo de terceros.

Las autoridades de la Comisaria de Perito Moreno fijaron al 26 de diciembre como fecha de desaparición del poblador y también requirieron la colaboración de toda la comunidad, difundiendo además la única fotografía que disponen, aunque en la misma el rostro de Curín aparece muy difuso.

El caso también está en manos de agentes de la División de Investigaciones quienes constataron que la última vez que Curín utilizó su teléfono celular fue el 25 de diciembre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico