Por primera vez, Jorge Macri habló de su discapacidad

Jorge Macri, primo del ex presidente y casi seguro candidato a jefe de Gobierno porteño, abordó un tema que nunca había mencionado.

Jorge Macri es el primo de Mauricio Macri, ex presidente de la Nación. Fue intendente de Vicente López, cargo al que renunció para ocupar un puesto en el gabinete porteño.

Seguramente protagonizará papeles claves en la política nacional, ya que, por lo pronto, es el candidato a suceder al actual intendente de CABA, Horacio Rodríguez Larreta.

Entrevistado por Luis Novaresio, fue más allá de la política y habló de un tema del que nunca había hecho mención, una discapacidad física. Él mismo, luego, en sus redes sociales, explicó lo que le sucede y lo que sintió al poder revelarlo.

"El otro día en la entrevista con Luis Novaresio por primera vez un periodista me preguntó con naturalidad sobre mi dificultad al caminar. Aunque es visible para todos, nunca había pasado. Supongo que, por una mezcla de pudor y respeto, que por supuesto agradezco. Pero tal vez ese silencio debe ser replanteado", señaló.

Luego contó la génesis de su afección: "Desde chico tuve dificultades con el pie derecho. Recuerdo un ejercicio que el Dr. Freire me había recomendado: consistía en tomar unas bolitas con los dedos de los pies y soltarlas, para fortalecer los músculos. Nunca pude hacerlo con el derecho, siempre tuve problemas. Cuando jugaba al rugby, me doblaba el pie. Pensaba que era accidental, pero las caídas se repitieron durante mi vida. Grande, fui al médico por un dolor en la cadera. Me dijo que el problema no estaba ahí sino en la pierna; la cadera dolía por lo que hacía para compensar la desviación del pie. Gracias al diagnóstico pude ponerle nombre a lo que me pasaba".

Macri confesó que "ahora camino con una prótesis. Sostiene mi pierna, evita que el pie quede laxo. Si me la saco se me hace muy difícil caminar. Mi discapacidad es menor comparada con otras. Pero aun así soy parte de la inmensa población que somos las personas con alguna discapacidad: alrededor de 1.000 millones en el mundo".

Finalmente le agradeció a Novaresio que le haya hecho la pregunta "porque me permitió hablar con naturalidad de mi dificultad. Esa pregunta sencilla hace que el mundo sea mejor porque admite en su espontaneidad que la discapacidad no es un error o un estigma que hay que callar, y en ese acto empezamos a incluir a todos como iguales".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico