Por razones ideológicas, una madre se oponía a que vacunaran a su hija

La menor había sufrido quemaduras en su cuerpo y los médicos detectaron que solamente tenía las vacunas que se aplican al momento del nacimiento. El Juzgado de Familia debió intervenir porque su salud corría riesgo.

La jueza de Familia de Comodoro Rivadavia, Jorgelina Castillo, confirmó la decisión de garantizar el cumplimiento de la vacunación obligatoria y tratamientos en el caso de una niña en riesgo. La responsable del Juzgado Nro. 2 expresó que se requirió la vacunación compulsiva de una niña que había sufrido quemaduras en su cuerpo y que no contaba con el esquema obligatorio.

“Fue una diligencia realizada en horario de guardia por requerimiento de una trabajadora social del Hospital Regional”, dijo Castillo, resaltando que los días hábiles estas cuestiones son directamente atendidas por la Asesoría de Familia. “Se trataba de una niña que había sufrido quemaduras en su cuerpo y los médicos habían detectado que solamente tenía las vacunas que se aplican al momento de darse de alta en su nacimiento”, acotó.

Ante la falta de cumplimiento del calendario de vacunación, entendían que la salud psicofísica de la menor corría riesgo y solicitaron una medida compulsiva debido a la postura negativa de ambos padres.

“Se trató de mediar por parte del equipo social del Hospital como del área de Pediatría. Nos hicimos presente con el Servicio de Protección de Derechos y la Asesoría de Familia e intentamos flexibilizar la postura, pero había una negativa muy rotunda por una cuestión más que nada ideológica de parte de los progenitores, y por eso se debió proceder al cumplimiento compulsivo”, indicó Castillo.

La jueza de Familia aclaró que, en este caso, no se planteaba una negativa desde un aspecto religioso sino ideológico debido a lo sucedido durante la pandemia. “La mamá era la que estaba participando de movilizaciones y de organizaciones que impulsan la negativa contra la vacunación porque no es beneficiosa. Y sostenía que se podía poner en riesgo la vida de la niña”.

“La médica se lo explicó y nosotros también lo hicimos de diversos modos y le hicimos saber que podía solicitar el acompañamiento de la Defensoría Pública, aunque la madre dijo estar representada por una abogada que no pudo participar en el encuentro por carecer de una matrícula provincial”.

Hizo referencia a la Ley 27.491 que establece que la aplicación de las vacunas es obligatoria y que la misma ley se reglamentó a través de un decreto que impone la obligación en cabeza de los efectores de Salud. “Por eso desde el Servicio de Pediatría se dio la intervención y se informó al Juzgado de guardia respecto a ésta cuestión”.

“Estos casos no se ven muy seguido, pero tampoco es la primera vez. Ya hay algunos antecedentes y, de hecho, con este mismo caso ya hubo instancias previas con alguna situación parecida que por principio de reserva, no podemos desglosar ninguna información particular de los casos que tramita el juzgado”.

Finalmente, la jueza Castillo indicó que ante situaciones similares se advierte ante el sistema de Protección Integral de la Niñez que componen los Juzgados de Familia y también a la Oficina de Protección de Derechos y la Asesoría de Familia.

Fuente: Jornada

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico