Postergan la apertura de investigación contra el encargado de la concesionaria

En el marco del caso "El Embrujo", el juez Fabio Monti aceptó lo postulado en principio por la defensa de Fabricio Parra –nuevo imputado en la causa- y aceptado por el Ministerio Público Fiscal, para realizar otra audiencia donde puedan evaluarse nuevos elementos y así observar la posibilidad para una apertura de investigación en una presunta causa de encubrimiento por favorecimiento de personas, de acuerdo a la imputación presentada.

La audiencia de ayer se realizó en la Oficina Judicial de Trelew y Parra fue defendido por la abogada Angela Gómez Lozano mientras que la Fiscalía fue representada por la fiscal general Carolina Marín.

La fiscal expuso que el 28 de febrero de 2018, en oportunidad de constituirse los fiscales generales Omar Rodríguez y Alex Williams en una agencia de automóviles ubicada en Pellegrini al 1200 de Trelew y entrevistarse con Parra, este manifestó en relación al vehículo marca Hyundai modelo H1 por el cual era consultado por los investigadores, que en días anteriores Giuliana Mc Leod, socia gerente de la empresa SEPAT SRL y cuñada de Diego Correa –exfuncionario provincial detenido semanas después en la causa El Embrujo-, se había comunicado a los fines de consultar el valor del automotor para proceder a su venta. Parra les dijo a los fiscales que se habló en esa oportunidad de un precio estimativo de 850.000 pesos y que luego llevaron el vehículo en cuestión a esa agencia de autos.

Según la imputación de la Fiscalía, sabiendo lo que hacía, teniendo conocimiento de la investigación denominada públicamente “El Embrujo” y de la participación en la misma de Diego Correa “y queriendo prestarle a este ayuda a los fines que pueda sustraer el vehículo y documentación incriminatoria del ámbito donde se está llevando a cabo la investigación citada, Parra puso en conocimiento de Correa sobre la presencia de los investigadores y las manifestaciones dispensadas, lo que motivó el inmediato desplazamiento del lugar habitual del vehículo por parte de Correa, dándole órdenes al chofer de Gobernación para llevarlo a otra provincia, al domicilio de familiares, trasladando asimismo la correspondiente documentación”.

Sin embargo, la defensa se opuso a la apertura de investigación al señalar que no existía delito alguno y dio a conocer entrevistas efectuadas entre su representado y los fiscales. Aludió también a las escuchas telefónicas al argumentar que en ningún momento Parra intentó advertir sobre una presunta investigación que se llevaba adelante. Así pusieron en conocimiento sobre declaraciones realizadas durante febrero, mientras que la camioneta la habrían ido a buscar a la concesionaria el 5 de marzo, es decir dos días antes que se conociera públicamente el caso denominado “El Embrujo”.

De ese modo lo declaró también el propio Parra quien decidió brindar testiominio durante la audiencia y contestó preguntas de las partes, ofreciendo la posibilidad que se tome declaración a vendedores del comercio, como así también a quien iba a comprar el vehículo en cuestión, lo cual quedó postergado a partir de las advertencias dadas por los fiscales.

Considerándose la presentación de estos elementos, y admitiendo el Ministerio Público Fiscal la posibilidad de contar con los mismos, el juez Fabio Monti dispuso que en el término de una semana, si así lo programa la oficina judicial, se realice una nueva audiencia, postergando la posible formalización de una apertura de investigación en relación a la imputación esgrimida por el Ministerio Público Fiscal sobre encubrimiento por favorecimiento de personas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico