Preventiva y arresto domiciliario a los que robaron en el Ceferino

Por el delito contra la propiedad ocurrido el martes en Juan XXIII y Benito Lynch, se concretó en forma semipresencial la audiencia de control de detención y apertura en contra de Blas Montiel y Rubén Neira.

La procuradora de Fiscalía, Andrea Serer, solicitó se declare legal su detención y se les formalice el hecho en base a la calificación provisoria de “robo agravado por ser cometido con arma de fuego, en calidad de autor, en grado de tentativa, en concurso real con portación ilegítima de arma de guerra” para Montiel; y para Neira “robo agravado por ser cometido con arma de fuego, en grado de tentativa”, en calidad de “partícipe necesario”.

La representante de Fiscalía requirió se dicte la prisión preventiva por tres meses de ambos imputados en base a la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerlos como probables autores y los peligros de fuga y entorpecimiento de la investigación.

Asimismo, mencionó antecedentes penales de Montiel con una condena de cumplimiento condicional del año 2015.

El hecho investigado ocurrió el martes a las 11.20 aproximadamente. Blas Alejandro Montiel y Rubén Alejandro Neira se dirigieron hasta el local Tienda S y M, ubicada en Juan XXIII y Benito Lynch, casi Malvinas (más precisamente frente al Cementerio Oeste). Allí se encontraban dos empleados.

En dicho contexto, Montiel extrajo de entre sus prendas un arma de fuego tipo Bersa Thunder calibre 9 mm., con un cartucho a bala en recámara y otro en el almacén cargador; apuntó con ella a una de las víctimas exigiéndole el dinero de la recaudación del local. Seguidamente, Montiel golpeó la balanza del local, al tiempo que le manifestó a la víctima: “vos dame la plata, apurate”, logrando de esta manera sustraerle una determinada cantidad de dinero, para luego darse a la fuga por calle Malvinas y Juan XXIII en sentido Norte por Malvinas.

Personal policial de la Comisaría Seccional Segunda refirió que dos hombres se encontraban peleando en la esquina de Malvinas y Juan XXIII y uno de ellos, luego identificado como Montiel, con arma de fuego, aportando a su vez las vestimentas de ambos, como así también lo revelado por uno de los empleados del local comercial.

Montiel fue detenido en el taller Mecánico “Hangar”, ubicado en calle Juan XXIII al 770. Antes, se descartó de un arma de fuego tipo Bersa Thunder calibre 9mm. cargada, en condiciones inmediatas de uso y sin contar con la debida autorización para portarla. A Neira lo detuvieron en Benito Lynch al 800.

El defensor de Montiel, Guillermo Iglesias, no cuestionó la legalidad de la detención pero insistió con la libertad, en tanto que no podrá dictarse la prisión preventiva.

En tanto, el defensor de Neira, Mauro Fonteñez, no cuestionó la legalidad e la detención pero sí que “no se describe a mi asistido en el hecho”, considerando que “no existen indicios de autoría de su defendido”.

Finalmente la jueza penal, Mariel Suárez, resolvió declarar legal la detención de ambos imputados, ya que la misma fue hecha en flagrancia. Autorizó la apertura de la investigación en base al hecho y la calificación legal propuesta por la representante de Fiscalía.

El plazo para concluir la investigación será de tres meses y a Montiel le dictó prisión preventiva por igual término en base al peligro de fuga, la pena en expectativa y que ha participados de hechos anteriores.

En cuanto a Neira, por su grado distinto de participación, la jueza Suárez dictó su arresto domiciliario por igual lapso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico