"Queremos recuperar Argentina para los argentinos", dijo Solá

"Es un nuevo bloque que busca fortalecer a la oposición en el Congreso desde un perfil propio, propositivo e innovador", definió ayer a la tarde el diputado nacional Felipe Solá a su nuevo espacio político, Red x Argentina, durante el anuncio formal de la ruptura del Frente Renovador.

Felipe Solá se refirió así al nuevo bloque que integrarán otros legisladores del espacio que encabeza Graciela Camaño en el Congreso y que preside Sergio Massa. El nuevo bloque, que será integrado también por Facundo Moyano, el chubutense Jorge Taboada y Daniel Arroyo, trabajará en la Cámara baja junto con el Movimiento Evita, en sintonía con los movimientos sociales, e impulsará la participación del kirchnerismo en una eventual interna peronista.

“Proponemos ser un puente para integrar una red política, social y productiva, que acuerde con todos los sectores para que Argentina pueda salir adelante. De ahí nuestro nombre. Articular en red va a ser nuestra forma de trabajar”, puntualizó el diputado, quien explicó que lo que une a todos los que integran este nuevo espacio es que “queremos recuperar Argentina para los argentinos. Proponemos ser un puente para integrar una red política, social y productiva, que acuerde con todos los sectores para que Argentina pueda salir adelante. De ahí nuestro nombre. Articular en red va a ser nuestra forma de trabajar”, amplió Solá desde un salón de la Cámara de Diputados.

El nuevo bloque que Solá presentó estará conformado por los legisladores Facundo Moyano, Daniel Arroyo, Fernando Asencio y Jorge Taboada, y se sumarán al interbloque que poco tiempo atrás conformaron Leonardo Grosso, Victoria Donda, Araceli Ferreyra y Lucia De Ponti.

SIN SECTARISMOS

Las diferencias entre Solá y Camaño, presidenta del bloque del FR, se hicieron públicas hace varias semanas, al igual que los cruces con Arroyo y Moyano. El posicionamiento dentro de la interna del peronismo para las elecciones de 2019 es el centro de la discusión y se cristalizó en los actos del Día de la Lealtad el pasado miércoles, cuando Camaño viajó junto con Sergio Massa al acto realizado en Tucumán, y los tres legisladores del bloque renovador se ausentaron de la cita del peronismo que reniega de integrar al kirchnerismo en el armado hacia 2019.

A diferencia del perfil negociador que mostró el Frente Renovador con la Casa Rosada, el nuevo bloque se posicionará claramente dentro de la oposición, lo que lo ubicará cerca del Frente para la Victoria, pero con autonomía política y línea directa con el triunvirato de movimientos sociales: Barrios de Pie, CTEP y Corriente Clasista y Combativa.

Así como Solá adelantó hace tiempo sus intenciones de ser precandidato a presidente, ayer el diputado Arroyo adelantó que buscará ser gobernador de la provincia de Buenos Aires y se pronunció a favor de primarias que incluyan al kirchnerismo. “Es necesario confluir en una gran PASO, que la sociedad vote, y el que gana conduzca y el que pierda acompañe. Es la forma más sana y democrática”, señaló el ex ministro de Desarrollo Social bonaerense durante la gestión de Daniel Scioli tomando distancia del posicionamiento que hasta el momento ha tenido el Frente Renovador.

Las diferencias entre los legisladores que encabezarán el nuevo bloque y la titular del FR en la Cámara baja se habían hecho públicas hace dos semanas en una serie de cruces en las redes, con la sorpresiva victoria de Jair Bolsonaro en primera vuelta en Brasil. “Es un duro llamado de atención”, posteó Solá en su cuenta de Twitter y convocó a construir un frente electoral amplio que reúna a todo el peronismo, incluida Cristina Kirchner, y “los cuatro de la foto del otro día”, en una referencia irónica al encuentro de Massa, con Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto y Juan Schiaretti.

La respuesta de Camaño no se hizo esperar: “Lo que enseña Brasil es que los únicos que miran por el espejo retrovisor son algunos políticos”.

Ese día, Camaño también salió al cruce de Arroyo, quien había firmado una solicitada junto a personalidades internacionales contra la “persecución política” a la expresidenta. En tanto, Facundo Moyano —quien se fue alejando del bloque massista a medida que su padre y su hermano comenzaron a estrechar nuevos lazos con el sindicalismo y sectores del peronismo más cercanos a Cristina Kirchner— también deslizó una crítica hacia el Frente Renovador aquel día: “siguen haciendo anti kirchnerismo mientras Macri empeora todos los problemas que dejó el gobierno anterior”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico