"Revelación": avalan el sobreseimiento de dos empresarios de Esquel

En la primera audiencia por la causa "Revelación" el fiscal Marcos Nápoli avaló el sobreseimiento que pidió el defensor de los empresarios de Esquel, Mauricio Capandeguy y Patricio Manzanell. Se generó un áspero debate acerca de si las pruebas tenidas en cuenta pueden o no tenerse en cuenta para el resto de los imputados.

Empezaron ayer en Rawson las audiencias en las que se ventilan pormenores de la causa “Revelación” que investiga a altos funcionarios provinciales de la anterior gestión de Mario Das Neves al frente de la gobernación, por un lado, y a empresarios de la construcción, por el otro.

En este caso no está presente uno de los fiscales que participó de la instrucción de la causa, Héctor Iturrioz, porque tiene dos pedidos de jury a cuestas. Uno de ellos justamente por haber ordenado la detención en esta causa de un funcionario con fueros: el entonces ministro de Familia, Martín Bortagaray.

El otro pedido de jury que pesa sobre Iturrioz es por su desempeño profesional como fiscal entre 2014 y 2017. Se le endilgan numerosas irregularidades, como haber dejado caer causas como la de un jefe policial que aparentemente tenía connivencia con un delincuente que operaba en las 1008 Viviendas de Comodoro Rivadavia.

“REVELACION”

Javier Kadomoto, defensor de los empresarios de Esquel, Mauricio Capandeguy y Patricio Manzanell, pidió el sobreseimiento de ambos afirmando que fueron víctimas de un “plan criminal” diseñado por la gestión de Mario Das Neves “para aterrarlos y presionarlos a pagar las coimas”. Además –agrego-, “existen cuatro testigos de la forma amenazante con las que (Diego) Correa (otro de los imputados) les pidió el 5 % de coima para que puedan cobrar lo que les debía la provincia por las obras que habían ejecutado”.

El defensor mostró la filmación de un acto de aniversario en la ciudad de Esquel, en donde luego de media hora de terminado, en una reunión Correa les pidió la coima a cambio de poder cobrar lo que la provincia les adeudaba por las obras públicas que habían realizado.

El fiscal Marcos Nápoli, valoró la investigación que realizó la defensa de Capandeguy y Manzanell, pidió que esas pruebas sean incorporadas al juicio y concluyó en coincidir en el sobreseimiento para ambos imputados.

DELATORES PREMIADOS

Fabián Gabalachis, defensor de Diego Correa, cuestiono al defensor Kadomoto diciendo que los clientes de éste fueron “delatores premiados”. Por su parte, Carlos Villada adhirió a los dichos de Gabalachis y además cuestionó las pruebas aportadas por Kadomoto.

Los defensores Emilio Galende, Abdo Manyauik, Jorge Rubiolo y Federico Ruffa coincidieron en cuestionar para el resto del juicio a las pruebas aportadas por Kadomoto.

Nápoli, que ahora está acompañado por Alejandro de Franco, hicieron una encendida defensa de las pruebas de Kadomoto y fueron acompañados por el resto de los querellantes.

La audiencia preliminar continuará este jueves a las 9 y se espera que el resto de los defensores pidan el sobreseimiento de sus respectivos clientes.

Además de Correa, en esta causa están imputados otros altos funcionarios del gobierno que asumió en 2015, cuando se impuso la fórmula de Chubut Somos Todos encabezada por Das Neves y Mariano Arcioni, como Gonzalo Carpintero, Pablo Oca, Víctor Cisterna y Alejandro Pagani.

Aquí ya actuó como “arrepentido” el exjefe de Gabinete, Alberto Gilardino, en la parte que tiene que ver con el presunto pago de sobresueldos a altos funcionarios de la administración. Según dijo esta semana Pablo Das Neves, aquí cobraba “en negro” hasta Arcioni.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico