Rige un nuevo esquema de Ganancias

A partir de este mes, quienes pagan impuesto a las ganancias y tienen declarada alguna deducción por hijo deberán ingresar en el formulario correspondiente de la AFIP y adaptar su declaración, si es que lo que tienen informado no se condice con la nueva normativa.

¿Por qué y para quiénes hay necesidad de corregir lo ya declarado en el formulario? Hasta 2017 el organismo de recaudación tributaria permitió que, si ambos padres estaban alcanzados por Ganancias, los dos dedujeran a sus hijos, lo que producía un alivio en la carga fiscal en los ingresos de uno y del otro. Sin embargo, a fines de julio pasado la resolución 4286 de la AFIP reglamentó una ley que había sido aprobada en 2016 y estableció que solo uno de los dos progenitores puede hacer uso de ese derecho.

La disposición rige para todo el año 2018. Es decir que, como tiene incidencia ya a partir de los ingresos de enero pasado, una vez hecha la nueva declaración por parte de sus empleados, las empresas harán un recálculo y, en los casos en que corresponda, retendrán más dinero de los salarios en concepto del impuesto.

El formulario de deducciones ya está operativo en su nueva versión, según afirmaron a La Nación fuentes de la AFIP. Se accede tras ingresar a la página del organismo con la clave fiscal y clikeando en "Siradig - Trabajador".

La novedad es que debe aclararse si la deducción por hijo menor de 18 años o incapacitado para el trabajo se declara al 100% o al 50%. Este último caso es la opción válida si se quiere que en los ingresos de ambos padres se refleje algún efecto, en cuanto a un alivio de la carga tributaria, por la deducción correspondiente.

Si uno solo de los padres paga Ganancias, lógicamente declarará la deducción al 100%. Y si uno de los dos está alcanzado por una alícuota mayor que el otro dado el monto de su ingreso, entonces lo conveniente será que sea esa persona quien tome la deducción en su totalidad. En este caso, el otro padre deberá ingresar a su formulario para eliminar la deducción que eventualmente tenía declarada.

Además, se incorporó al formulario la pregunta que lleva a declarar si por el menor por el cual se quiere hacer la deducción se cobra en concepto de asignación por hijo, dentro del sistema de la seguridad social. Si la respuesta es afirmativa, entonces no podrá concretarse la deducción, ya que ambos derechos son incompatibles.

Por este año, la deducción por hijo es de $31.461,09. Ese es el importe que se descuenta del ingreso anual sobre el cual se calculará el impuesto. Así, en el caso de la alícuota del 35% (la más alta) el efecto de no poder declarar la deducción serán $11.011 que se descontarán en forma adicional por Ganancias (adicional, en comparación con lo que hasta hace poco estaba previsto). En el caso de dos hijos, para una familia en la cual se había hecho la doble deducción, la nueva disposición tendrá un efecto de bolsillo de $22.022 por todo el año.

Un ejemplo para un caso de un salario alcanzado por el tributo pero con alícuotas más bajas: con un ingreso de $50.000 mensuales promedio para este año, resignar la deducción de dos hijos (porque los estará declarando otra persona) significará un incremento en el monto descontado por Ganancias de $11.372,70.

Y en el caso alguien con una remuneración de $70.000 mensuales en promedio, también con dos hijos, la consecuencia de la medida será de $19.314 en el año.

El formulario de deducciones podrá ser completado y corregido hasta el año próximo, en la fecha que disponga la AFIP para el vencimiento de las declaraciones y la posterior liquidación anual del impuesto. Sin embargo, lo recomendable es declarar lo que corresponda cuanto antes, para que el efecto de un mayor tributo que se descontará del salario se reparta en varios meses.

Al disponer la incompatibilidad de la doble deducción por hijo, el Gobierno la justificó en criterios de equidad, por entender que, en esos casos, las familias obtenían una mayor derivación de fondos del Estado por los hijos a cargo, teniendo en rigor ingresos superiores a los de otros hogares para los cuales la asignación resultaba de menor cuantía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico