Rodolfo Russo: "tengo impotencia porque no puedo hacer nada"

"Si viene otro presidente y me llama, esta gente no tiene que estar", sentenció el exinstructor de árbitros de la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia, tras su renuncia por supuestas presiones de parte de un grupo de colegas hacia la dirigencia liguista, que atentaban contra su persona.

Luego de su renuncia al cargo de instructor de árbitros de la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia, Rodolfo Russo continúa en la lucha por mostrar su verdad, aunque por cuestiones legales prefiere no dar los nombres de quienes, a su criterio, apuraron su salida.

“Después de once años, tuve que dar un paso al costado porque no voy a permitir que la Liga se someta y esté en vilo por dos o tres árbitros, que mediante un gremio pidan, amenacen y tengan en jaque al instructor”, remarcó en su visita a El Patagónico.

Si bien en lo profesional sigue siendo instructor nacional avalado por el Consejo de Educación de la Provincia de Buenos Aires, y continúa con su trabajo en la Asociación de Veteranos, donde está hace dos años, reconoce que siente impotencia por lo sucedido.

“No tengo dolor, tengo impotencia porque no puedo hacer nada. Si viene otro presidente y me llama, esta gente no tiene que estar. Ahí sí pongo condiciones”, advirtió.

Al respecto, aseguró: “Yo puse en jaque a ciertos árbitros que no jugaron más, por soberbia, por no asistir a mis clases, por no rendir examen teórico, por querer saber más que el instructor”.

Russo argumenta que “esto ya viene de la separación de los árbitros, hace seis meses o más. Cuarenta y siete árbitros se quisieron separar de esta gente, y quedaron seis o siete del otro lado”.

“Un árbitro no puede tener en jaque a la Liga, no puede querer adueñarse del Colegio de Arbitros, de las designaciones. Están totalmente equivocados”, se quejó.

Asimismo, su relación con la Liga oficial se quebró. “La dirigencia de la Liga me dijo que no me echaba para ‘guardarme’, como queriendo tapar hasta que vengan las próximas elecciones. Me hubiese gustado que me dijeran ‘vamos a traer un instructor mejor que usted’. ¿Cuál es el problema? ¿Pero por presiones?, disparó.

Ahora, Rodolfo Russo se enfoca en su labor junto a los veteranos. “Hace dos años que estoy trabajando en la Asociación de Veteranos y me está dando muchas satisfacciones. Estoy en la actualización de las reglas de juego, formando árbitros nuevos. Es distinto porque en la Liga oficial estaba a cargo de la Orden de Mérito de AFA y de otras cosas, pero hay mucha gente joven, incluidas mujeres”, señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico