Se encadenó para denunciar a una funcionaria de haberle quitado la vivienda a sus padres

Un caso en el que se dejó sin efecto la adjudicación de una casa de planes sociales se hizo público ayer en Caleta Olivia cuando un joven se encadenó a una de las puertas del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda para reclamar la devolución del inmueble que pertenecía a sus padres. Lanzó además fuertes acusaciones contra la titular de la delegación del organismo provincial, María Ester Labado.

Caleta Olivia (agencia)

Jairo Gordillo, de 34 años contó a El Patagónico y a otros medios periodísticos que su padre y su madre se encuentran ausentes de Caleta Olivia desde hace muchos meses por razones de salud y como necesitaban recursos económicos, él puso en alquiler la vivienda que ocupaban en el barrio Los Pinos.

Precisó que el inquilino, Jesús David Brizuela, quien reside en la misma con su familia, solo le pagó dos meses y después se negó a hacerlo argumentando que el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) se la había otorgado.

Gordillo dijo que sus padres no eran morosos ya que habían dejado pagadas las cuotas hasta mayo de este año y que solo les restaban diez para completar la totalidad.

Según sus dichos, cuando fue a pedir explicaciones a las oficinas del organismo, María Ester Labado (exsenadora nacional) le rompió las boletas en la cara y le comunicó que las autoridades provinciales ya habían resuelto la adjudicación.

El joven denunció así que se trató de un ardid entre el inquilino y una mujer que es cuñada de mismo, la cual hizo de garante en el contrato de alquiler. La identificó como Vanina Segovia. Precisó que además de ser empleada del IDUV en Pico Truncado, “casualmente es ahijada política de Labado”.

SOBRE IRREGULARIDADES

Más tarde, consultada por medios informativos radiales, la funcionaria provincial se defendió de las acusaciones diciendo que no existía ninguna cuestión personal y “estamos actuando con todos los casos en los cuales que hemos detectado casas alquiladas”.

“Primero pedimos un oficio policial para saber quiénes están viviendo, en qué condición y desde cuándo. Si se constata la irregularidad es porque la vivienda no está cancelada y además se comprueba que allí no está viviendo el titular de la misma”, puntualizó

A la vez, Labado dijo que la resolución por la cual se dispuso dejar sin efecto la adjudicación a la familia Gordillo fue emitida por las máximas autoridades del organismo con sede en Río Gallegos y tenía entendido que esa familia ya presentó una acción judicial de amparo para revertir la medida.

Sin embargo, no explicó por qué se le permite al inquilino quedarse en la casa alquilada irregularmente ni cómo se enteró el IDUV de ese caso puntual a sabiendas que hay decenas de casos similares en Caleta Olivia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico