Se entregó uno de los presuntos asesinos de Jeremías Nogales

Leandro Almonacid, acompañado de su pareja Cinthia Cárcamo, ayer se presentó en la Oficina Judicial para ponerse a disposición de la Justicia porque tenía pedido de captura desde el mismo día del homicidio de Jeremías Nogales. La sorpresa se la llevó la mujer, quien no sabía que era buscada por la policía y quedó detenida. Aún resta identificar a un tercer implicado quien también habría disparado contra la víctima.

La fiscal general Cecilia Codina y la funcionaria Eve Ponce formalizarán durante la mañana de hoy la investigación por el homicidio de Jeremías Sebastián Nogales (35), ocurrido el sábado 19 de agosto afuera de un bar de la calle Patagonia casi Rivadavia, en el barrio Jorge Newbery.
Es que ayer poco antes de las 9 se entregó uno de los principales sospechosos del crimen en el que mataron a balazos por la espalda a Nogales, quien caminaba acompañado de dos mujeres. Ese mismo día la jueza Daniela Arcuri dictó la orden de detención de Leandro Marcelo Almonacid (23), pero no fue hallado en su domicilio.
El joven se mantuvo prófugo durante 18 días hasta que ayer se presentó en la Oficina Judicial para ponerse a disposición de las autoridades judiciales. Lo hizo acompañado de su pareja identificada como Cinthia Cárcamo, quien no sabía que también tenía pedido de captura vigente.
La joven se sorprendió al quedar detenida. Según precisaron los investigadores a El Patagónico, las cámaras de seguridad y los testimonios la sitúan en la escena donde se produjo el ataque armado. Por ello, la mujer sería imputado sobre su participación en el crimen.
Un tercer implicado que habría disparado junto a Almonacid contra la víctima aún no fue identificado, aunque restan efectuar otras medidas de pruebas para avanzar en la causa.
Esa sangrienta madrugada Nogales había concurrido al bar Luc Joa, acompañado por dos mujeres. Al retirarse a las 4:30 fue atacado a tiros por la espalda. Los vecinos del lugar escucharon una decena de balazos. La víctima fue alcanzada por tres disparos, uno en un glúteo, otro en la pierna derecha y el tercero a la altura de la cintura.
Una de sus amigas lo trasladó hasta la guardia del Hospital Regional donde falleció minutos después. Toda parece indicar que se trató de un ajuste de cuentas.
El 30 de junio del año pasado durante una pelea entre dos grupos familiares en la zona alta de La Floresta, los grupos de "Los Palomos" y "Los Almonacid" protagonizaron fuego cruzado. Allí hirieron a Leandro Almonacid, quien sufrió lesiones en el bazo, los intestinos y todo el tracto digestivo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico