Se negaron a declarar el policía y el ciudadano ruso detenidos por las narcovalijas

El policía de la Ciudad Iván Blizniouk y el ciudadano ruso Alexander Chikalo se negaron a declarar ante el juez federal Julián Ercolini y seguirán detenidos en el marco de la causa por la cual se escondieron en valijas diplomáticas unos 400 kilos de cocaína en la embajada de Rusia.

Blizniouk y Chikalo están alojados en la alcaidía del Palacio de Tribunales a la espera que el juez decida los sendos pedidos de excarcelación que pidieron ambos imputados el jueves durante sus indagatorias.

Ambos optaron por negarse a declarar y por ahora se presume seguirán detenidos hasta que el juez resuelva sus situaciones procesales, esto es si los procesa o no.

El hallazgo de las valijas con los 389 kilos de cocaína, que estarían valuados en 50 millones de euros, fue concretado el 13 de diciembre de 2016 tras una denuncia realizada por el Embajador de ese país, Víctor Koronelli, en el Ministerio de Seguridad de la Nación.

El diplomático le dijo a la ministra Patricia Bullrich que sospechaba que en el Colegio Adjunto a la Embajada, ubicado en Posadas 1663, del barrio porteño de Recoleta, había valijas que tendrían droga.

Tras llevarse a cabo la revisión del lugar y de abrirse las valijas, se detectó que las mismas contenían cocaína, por lo que se decidió realizar una entrega controlada en Rusia, y así fue como la droga fue incautada y reemplazada por harina.

Además de la harina, las valijas que viajaron en diciembre pasado en un vuelo oficial de mudanza del Embajador tenían un GPS, y al llegar a Rusia se esperó que alguien las retirara.

Así se logró detener a tres ciudadanos rusos: Ishtimir Khudzhmov, Vladimir Kalmykov, y Ali Abyanov, este último ex administrador económico de la sede diplomática en Argentina.

Entre otras de las estrategias para pasar desapercibida la droga, la banda había introducido pastillas de inodoro entre los paquetes con cocaína para despistar a los perros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Según las fuentes, la sospecha es que en julio de 2016 el ex administrador, Abyanov, introdujo las valijas en la Embajada y tenía previsto que las mismas viajaran a Rusia sin pasar por ningún escaner, ya que escapan a cualquier control en los aeropuertos por ser de carácter diplomático.

Los investigadores creen que la organización trasnacional se conformaba por "K", el empresario prófugo que sería quien traía la droga al país, y quien tendría el contacto con Abyanov dentro de la Embajada.

Otro de los vínculos que se pudieron establecer, fue el del subinspector de la Policía de la Ciudad, Iván Blizniouk, quien se cree que proveía a "K" con contactos y facilidades para saltear controles aduaneros y planificaba el envío del cargamento en algún posible viaje de cadetes a Rusia.

La logística correría por cuenta de Alexander Chikalo, de estrecho vínculo con Blizniouk, y que fue detenido este miércoles a la madrugada.

Los miembros de la banda habían ideado enviar la droga en un vuelo privado, en un avión en el que iban a viajar cadetes de la Policía de la Ciudad por un intercambio de experiencias con las fuerzas de seguridad rusas, pero finalmente el envío se hizo en octubre de 2017 en un vuelo oficial de la Embajada por una mudanza del titular de dicha sede diplomática.

Tras las escuchas que lo involucraron y acreditarse su participación en el hecho, Blizniouk quedó detenido en el Aeropuerto de Ezeiza proveniente de un vuelo de Roma en el que venía junto a su pareja.

En la causa está acusado de ser quien contribuyó a introducir la droga en la Embajada, donde extraoficialmente cumplía tareas de seguridad, y según registros de la Dirección Nacional de Migraciones hizo distintos viajes a Rusia en el contexto de la capacitación de cadetes de policías.

Tras la detención, se allanó la oficina del subinspector en la escuela de la Policía de la Ciudad sobre la calle Corvalán al 3698.

Una de las principales pruebas contra los detenidos fueron las escuchas telefónicas que se incorporaron en el expediente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico