Se produjeron dos muertes en dos meses en un yacimiento neuquino

Por la muerte de Miguel Ángel Chocala Fernández (35) ocurrida en la madrugada cuando se le cayó encima una pieza de 400 kilos, los petroleros de Neuquén iniciaron un paro poniendo en cuestionamiento los regímenes de trabajo.

Un operario de una empresa petrolera falleció esta madrugada el recibir un golpe de una pesada herramienta que estaba manipulando en un pozo de San Patricio del Chañar. El hombre fue identificado como Miguel Ángel Chocala Fernández de 35 años.

Con la muerte de Chocala se lamenta el segundo accidente fatal en un yacimiento que se registra en los últimos dos meses. La última víctima fue Daniel Torres de 26 años, quien falleció el 23 de julio, el operario de la empresa Omega había quedado envuelto en las llamas de un incendio ocurrido en el bloque La Ribera el 9 de julio.

Sobre el nuevo acontecimiento el comisario inspector Cristóbal Ávila, informó que la policía tomó conocimiento del hecho a la 1:10 cuando el joven operario ingresó sin vida al hospital de Añelo en una ambulancia de privada que funciona en el yacimiento. El hombre presentaba lesiones en el cráneo y en el torso “el hecho fue en el área Médano de la Mora, en jurisdicción de San Patricio del Chañar”.

Ávila indicó que en el transcurso de la mañana se asistirá con un perito criminalístico para determinar qué ocurrió en el sitio. Sin embargo anticipó que de acuerdo a las primeras informaciones, el operario estaba realizando mantenimiento en una herramienta específica que se manipula electrónicamente, se trata de un pesado instrumento de 400 kilos, que estaba suspendido y al cual le estaban cambiando un perno “cuando cedió el material que lo sujetaba y le cayó encima”.

PARO PETROLERO

Frente al trágico accidente laboral, el sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa lanzó un paro de actividades de 8 horas que comenzó a regir a partir de este mediodía y se extenderá hasta las 20 horas. Aunque la medida no afectará la de producción, el sindicato pretende que sea un llamado de atención frente a las dos muertes.

A través de un comunicado expuesto por los trabajadores, se advierte: “los trabajadores son perseguidos y apretados por las empresas para que renuncien y así poder reducir servicios. Y los que quedan en las operaciones son recargados”.

“No están dadas las condiciones psicológicas para trabajar por la inestabilidad que genera la situación. Los compañeros se desconcentran y estamos hablando de una actividad de alto riesgo”, agregó.

El secretario general del gremio, Guillermo Pereyra denunció que “el compañero fallecido, que es el segundo en el último mes, llevaba 9 días en el campo, demasiado tiempo cuando lo lógico sería que no supere los 4 días en su rotación”, explicó Pereyra y agregó: “está demostrado que la mayor parte de los accidentes se producen a partir del sexto día de trabajo continuo”.

Aseguró además que los trabajadores, por una cuestión humana y de salud mental, deben pasar más tiempo con sus familias y no tanto tiempo en el campo. “Este es un trabajo riesgoso y con las presiones insoportables de las empresas y la cantidad de días acumulados en el campo, no hay paz ni estabilidad para trabajar”, puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico