"Si cumplió con un pago es porque se lo exigían"

"El día que lo detuvieron tenía la idea de declarar y no cambió su deseo, sino su calidad: antes como testigo y ahora como imputado", sostuvo ayer el abogado Guillermo Iglesias al referirse a la situación legal del empresario comodorense Esteban Torraca, quien se halla detenido en su propia casa.

“Supongo que tendrá para decir cosas vinculadas al hecho que se lo imputa vinculado a su pertenencia a la asociación ilícita y que su cohecho no es tal porque si debió cumplir un pago es porque se lo exigían”, señaló Iglesias en relación a la situación legal de su cliente.

En declaraciones efectuadas ayer a radio Del Mar, dijo: “no sé si (Torraca) va a reconocer que pagaba o si está incluido en la exigencia del funcionario que reclamaba dinero para hacer su trabajo. No sé si serán en esos términos, pero sí es cierto que había obligaciones que le imponían. Algunas veces dijo que no y otras que sí”.

Y reconoció: “en el caso de Torraca, hay seis empresarios como Lozada, Almeida y algún otro que cumplían la misma metodología que todos los demás y algunos son imputados y otros testigos. Almeida, por ejemplo, dio cheques que los cobraban los empleados o gente de confianza de los funcionarios y es testigo, mientras que Torraca en la misma situación termina siendo imputado”.

“Tengo la sospecha de que la Fiscalía no pudo hacer otra cosa porque si no tendría que estar imputado todo Rawson porque parece que la mecánica estaba instalada en todos los ámbitos”, añadió.

PODRIAN IMPUTAR A FASCIGLIONE

Asimismo, Iglesias consideró que “hay que exigir un poco más de decoro a los funcionarios porque ninguno fue a declarar que fue testigo. Jurídicamente hay razones para aclarar que no fue un cohecho, sino un tributo que se le exigía. Lo más importante es que no le imputaron un sobreprecio”. “El propio relato del hecho dice que si no pagaban se sumergían en futuros pesares económicos”, remarcó Iglesias. Y recordó que “a Oca cuando lo imputan hay un expediente que decía no se le pague a Edisur que es la empresa de Torraca. Entonces, es una solución jurídica para un caso general. La diferencia entre testigo e imputado en los hechos es ninguna; es la valoración de los hechos. Almeida entregó cheques y el que llegó primero tuvo el beneplácito de que el fiscal no lo impute”.

Aclaró que “esto lo planteamos en la primera audiencia y el proceso queda así hasta que se haga la audiencia preliminar. El juez puede pedir al fiscal que precise algunas cosas y ésta es una”.

Sobre la operatoria que investiga el salvataje de Canal 9 de Comodoro Rivadavia, aseguró que “ahora podrían pasar dos cosas: que lo imputen a (Daniel) Fasciglione o que se devuelva el dinero de la caja mal habida”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico