"Souza sufrió violencia de género"

La trabajadora social de la Defensa Pública, Andrea Vázquez, lamentó que ninguna de las cárceles de Chubut para mujeres esté en condiciones. Dijo que Daniela Souza nunca denunció maltratos por temor a ser trasladada a Comodoro Rivadavia o a otra región que la dejara incomunicada con su madre.

“Sufrió violencia de género dentro de la cárcel. La dejaron en un fuerte estado de vulnerabilidad”, fueron las palabras finales de Vázquez en su declaración, quien aclaró ante la pregunta del fiscal Omar Rodríguez que “este hecho lo dejó expresamente redactado y se lo transmitió al Defensor General de la Provincia, Sebastián Daroca”.

Según el diario El Chubut, Vázquez dijo que el hecho ocurrió en la Comisaría de Playa Unión, donde actualmente se encuentra alojada Souza.

La testigo aseguró que “ninguno de los lugares de detención para mujeres cuenta con las necesidades básicas edilicias” y especificó que las celdas tienen dimensiones reducidas. “Las camas y cuchetas son de cemento y ocupan el 70% de la celda”, acotó.

Otra característica que describió la trabajadora social fue que cuando logró la prisión domiciliaria, “Souza seguía dirigiéndose a las personas con lenguaje tumbero”.

A 4 AÑOS

Daniela Souza fue condenada el viernes en primera instancia a 4 años de prisión por considerar el Tribunal que la juzgó –integrado por los jueces Alejandro Soñis, Marcela Pérez y Ricardo Rolón- que actuó como “testaferro” de la banda liderada por Correa a la hora de adquirir propiedades para uso personal de quienes constituyeron la asociación que durante un largo tiempo se quedó con fondos públicos.

Souza era amiga personal de Natalia McLeod y así habría ingresado al círculo de Diego Correa, por entonces pareja de la empleada judicial que también fue condenada el viernes, aunque a 3,2 años de prisión.

En algún momento del proceso que se hizo público el 7 de marzo de 2018, Souza fue beneficiada con el arresto domiciliario que se flexibilizaba los días en que tenía agendadas citas con el psicólogo. Pero volvió a prisión cuando se descubrió que en una de sus salidas hizo un alto para pasar a ver a McLeod, otra ahora condenada que se hallaba bajo el régimen de prisión domiciliaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico