Suboficial de la Armada habría sido presionado por haber informado de contacto con submarino

La causa que se ventila en el Juzgado Federal de esta ciudad por la que se investigan responsabilidades penales por la desaparición del submarino ARA San Juan, podría tener un giro inesperado luego de que la declaración testimonial que prestó un suboficial del área de comunicaciones de la Armada, quien ayer incurrió en contradicciones sobre un presunto contacto radial que él habría registrado con el navío el día de su desaparición.

Caleta Olivia (agencia)

Rubén Darío Espínola ya había declarado sobre este delicado caso hace varias semanas ante la Comisión Bicameral del Congreso de la Nación que se ocupa de establecer responsabilidades institucionales.

En esa ocasión había dicho que cuando estaba de guardia en la Estación Auxiliar de la Base Naval Mar del Plata, minutos después de las 14 del 15 de noviembre de 2017, captó tres intentos de comunicación vía HF del submarino, pero como la señal no era clara no insistió en reanudar el enlace y luego se retiró de su puesto de operación.

Lo llamativo es que ese contacto se produjo varias horas después de que un organismo internacional con sede en Viena (Austria) captara un evento hidroacústico frente a las costas del Golfo San Jorge que coincidía con el derrotero del ARA San Juan.

Fue por ello que la jueza Marta Yáñez hizo lugar al pedido de dos de los abogados querellantes en esta causa, Luis Taglipietra y Sonia Kreischer, para que se lo citara a testimoniar en Caleta Olivia.

La audiencia comenzó alrededor de las 10 de ayer y se extendió por casi tres horas, con la presencia de la magistrada, el fiscal federal Lucas Colla, dos de los secretarios penales y la mencionada abogada querellante.

CONTRADICCIONES

Desde un principio, tal como lo pudo observar El Patagónico antes de que ingresara a la sala, Espínola se mostraba muy nervioso y luego se supo que incurrió en serias contradicciones.

De acuerdo a lo que pudo saber este medio, el suboficial que tiene 24 años y que cuenta con experiencia en comunicaciones, habría dicho que no anotó en el libro de partes diarios el registro de los intentos de comunicación que captó a partir de las 14.18 del 15 de noviembre y que se retiró de su puesto cuando aún no se sabía de la emergencia del ARA San Juan.

Luego se tomó dos días de franco y, ya enterado de la desaparición de navío, retornó el día 18 de noviembre y decidió registrar formalmente la anotación se referencia porque entendía que era su deber hacerlo.

Ayer habría admitido algunas dudas sobre ese enlace y por momentos las reafirmó, pero además dijo algo que llamó poderosamente la atención a los referentes de la justicia que le formularon varias preguntas.

En principio habría manifestado que algunos de sus superiores enmendaron un acta sobre sus anotaciones y luego le exigieron que las rectificara ya que la jueza que entiende en la causa había remitido algunas consultas comprometedoras.

En la audiencia de ayer, Marta Yáñez se habría mostrado sorprendida porque ella no elevó requisitorias a la Armada sobre ese capítulo específico, en tanto que Espínola dio a entender que se sintió presionado para modificar sus anotaciones.

UN MISTERIO

Con todo ello, queda como interrogante establecer si es cierto que este suboficial captó los presuntos intentos de comunicación radial y, en caso de que ello se confirmara, podría quedar desestimado que la explosión registrada por los hidrófonos de dos estaciones del organismo internacional que supervisa detonaciones nucleares, correspondiera al submarino argentino.

Es más, otro dato significativo es que una amplia zona del lugar donde se produjo ese evento ya fue minuciosamente inspeccionada por el buque de la empresa Ocean Infinity contratado para la búsqueda.

El “Seabed Constructor” retornará hoy al puerto de Comodoro Rivadavia para reabastecimiento y cambio de tripulación y en las tres primeras semanas de búsqueda detectó 14 contactos posibles que, luego se ser analizados en su laboratorio informático, 13 resultaron ser formaciones geológicas y el restante un pesquero hundido hace varios años.

Finalmente, vale señalar que hoy será otra jornada clave en el Juzgado Federal de Caleta porque están citados a dar testimonio la suboficial de comunicaciones Valeria Carranza y el teniente de fragata Rolando Conci, oficial superior que tendría una relación directa con los dichos de Espínola.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico