Suiza pasó a octavos en un duelo caliente

Le ganó 3-2 a Serbia y se clasificó para la próxima ronda del Mundial que se disputa en Qatar. Los serbios quedaron en el camino, mientras que los suizos jugarán con Portugal.

En el Stadium 974 y por la tercera fecha del Grupo G de la Copa Mundial de la FIFA de Qatar 2022, Suiza accedió a los octavos de final tras imponerse por 3-2 ante Serbia, que quedó eliminada.

Desde el silbatazo inicial el partido se presentó de ida y vuelta, donde el mediocampo fue una zona de transición y en el que ambos seleccionados dispusieron de enormes espacios y facilidades para atacar.

En este contexto, no sorprendió la gran cantidad de goles que se marcaron, que incluso pudieron haber sido más. A los 10 minutos del primer tiempo, el palo le negó el gol a Andrija Zivkovic, quien había probado desde media distancia.

A los 19, asistido por Djibril Sow, Sherdan Shaqiri abrió el marcador con un zurdazo que se desvió en Strahinja Pavlovic e hizo imposible el intento de reacción de Vanja Milinkovic-Savic. Suiza se ponía en ventaja.

La respuesta por parte de Serbia no se hizo esperar: a los 26', Dusan Tadic levantó un centro perfecto para Aleksandar Mitrovic, quien apareció en soledad en el corazón del área y niveló las acciones con un notable golpe de cabeza.

Los dirigidos por Dragan Stojkovic, conscientes de que el empate no era suficiente, continuaron atacando y encontraron el 2-1 a los 34', cuando Shaqiri se equivocó en la salida. Tadic, de gran actuación, buscó en este caso a Dusan Vlahovic con un pase filtrado y por bajo, el cual Remo Freuler no alcanzó a despejar, y el delantero de la Juventus le dio la ventaja a su equipo.

Sin embargo, justo antes de ir al descanso, Silvan Widmer desbordó por el carril derecho y le sirvió el gol a Breel Embolo, quien solo tuvo que empujar la pelota para establecer la igualdad.

En el inicio del complemento, el elenco comandado por Murat Yakin volvió a pasar el frente gracias a una brillante jugada colectiva, la cual fue coronada con un taco de Ruben Vargas y una resolución de zurda de Freuler para estampar el 3-2 para los helvéticos.

Desesperado por el resultado y apremiado por el tiempo, Stojkovic recurrió a los ingresos de Nemanja Gudelj, Luka Jovic, Nemanja Maksimovic, Filip Djuricic y Nemanja Radonjic. De todos modos, sus dirigidos perdieron claridad y fueron a buscar la remontada con más empuje que lucidez. Lo buscaron hasta el final, pero se quedaron con las manos vacías.

Sobre el final el partido se calentó un poco con varios cruces entre los jugadores de ambos equipos, haciendo difícil el trabajo del árbitro argentino Fernando Rapillini, que tuvo que interceder varias veces para calmar las aguas.

Finalmente fue victoria de Suiza, que, pese a la caída de Brasil contra Camerún, finalizó en el segundo puesto con seis unidades, misma cantidad que el Scratch, pero con peor diferencia de gol. Le faltó un tanto a Suiza para quedar líder. Serbia acabó última con apenas un punto mientras que el conjunto africano, tercero con cuatro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico