Tanto Lorena, como Vidal, tendrán un dispositivo para monitorearlos

La fiscal María Laura Blanco solicitó la colocación de una tobillera electrónica para Luis Rubén Vidal, el agresor de Lorena Paredes, modificando la medida de coerción de prohibición de acercamiento. A la víctima también se le colocará el dispositivo que será monitoreado por GPS, y cuando estén próximos o coincidan en algún sector de la ciudad, se activará una alarma. Será Vidal quien deberá retirarse de inmediato de donde esté.

Ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se realizó una audiencia de revisión de la medida sustitutiva solicitada por la fiscal María Laura Blanco, con el propósito de profundizar las medidas que pesan sobre el imputado Luis Rubén Vidal, el salvaje agresor de Lorena Paredes, a quien mantuvo secuestrada en la madrugada del martes 2 de octubre en su casa del barrio San Cayetano, pegándole hasta con un fierro en la cabeza. El caso dio la vuelta al país y en la mayoría de los casos se cuestionó la actuación de Fiscalía por detener a Vidal solo unas horas y un día después del ataque. Además, calificó de “lesiones leves” las heridas sufridas por la mujer, una empleada bancaria.

Pese a que las medidas restrictivas que venía cumpliendo Vidal no fueron quebrantadas, la fiscal Blanco consideró necesario solicitar que al imputado se le coloque una tobillera electrónica a los fines de un mayor control de la prohibición de acercamiento y contacto con la víctima. Hay que recordar que mientras ella se reponía en el Hospital Regional, el sujeto fue a verla e incluso se tomó una selfie en el lugar. Fue denunciado por la madre de Lorena.

A 200 METROS

Antes de la audiencia de ayer, la fiscal Blanco se comunicó con Lorena y le contó que iba a pedir una tobillera para Vidal, pero que también ella debía colocarse el dispositivo. Le explicó que esto era necesario para poder monitorear el acercamiento del imputado, que no podrá ser menor a 200 metros. De lo contrario, dijo la fiscal, se activará un alerta que pondrá en conocimiento a la Policía y a la Comisaría de la Mujer. Por lo menos es lo que está previsto, ya que es la primera experiencia en casos de violencia de género en Comodoro Rivadavia bajo este tipo de dispositivo que tiene un GPS que monitorea el movimiento, tanto de la víctima como el del victimario.

“Esa tobillera figura en donde voy a estar yo y donde va estar él, dirá si se está acercando, se podrá ir donde yo o él quiera pero no se puede estar cerca porque eso le va a avisar a la Policía, que va a tratar de contactar a los dos”, dijo Lorena a El Patagónico ayer tras las explicaciones de la fiscal.

Lorena cree que este método le va a dar mayor tranquilidad para salir, algo que no ha hecho desde que regresó a su casa. “Parezco presa” graficó la mujer que mañana será sometida a unos exámenes para monitorear también su salud y que ya le dijo a su abogada, Rosa González, que se constituya como querellante en la causa.

Ayer el defensor Ricardo Amado -que asiste a Vidal- no se opuso a la medida, en tanto que la juez penal subrogante, Mónica García, dispuso ampliar la medida de coerción a través de la colocación de la tobillera electrónica solicitada.

Vidal además tiene prohibido acercarse a la víctima por el término de seis meses, mientras dure la investigación; esto es prohibición de acceso y contacto con su expareja tanto en su domicilio como en la vía pública. Tendrá prohibición de concurrir a lugares comunes y a todo tipo de contacto, tanto en su domicilio como en el de sus padres y en la escuela donde concurre la hija de la víctima.

Los aparatos electrónicos que llevarán serán provistos por el Ministerio de Gobierno y Justicia de la Provincia. El defensor hizo la aclaración de que los dispositivos posean un GPS. También expuso su criterio de que la audiencia de ayer debió haberse fijado como de incidentes ya que se articula en la misma la implementación de un dispositivo electrónico y no una revisión que modifica las medidas sustitutivas que le fueran impuestas a Vidal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico