"Tenemos la oportunidad de salir del asistencialismo"

Lo manifestó Evaristo Cual, referente de Gan Gan y representante de la comunidad originaria local, en relación con la posibilidad de que se apruebe el proyecto de ley de zonificación minera en la Meseta del Chubut.

Evaristo Cual, ex presidente comunal de Gan Gan, actual referente de la localidad y representante de la comunidad originaria local, afirmó que con el posible desarrollo minero en la Meseta del Chubut la región tiene “la oportunidad de salir del asistencialismo para pasar a ser una zona que aporte, que tenga independencia laboral y que no dependa del Estado”.

Cual se expresó en declaraciones a LU17 de Puerto Madryn, luego de haber participado el sábado de una nueva manifestación de vecinos de la región que volvieron a pedir por el tratamiento del proyecto de ley de zonificación minera que permita el desarrollo de la zona, rica en recursos minerales pero con una carencia histórica de infraestructura y de oportunidades de desarrollo social.

“Estuvimos, como cada día 20 de todos los meses, reunidos en la plaza del pueblo con la gente de Gan Gan y hubo la misma movilización en Gastre, pidiendo por el tratamiento del proyecto de zonificación que está en la Legislatura”, explicó Cual.

“Vemos que la minería es una actividad lícita en todo el mundo. Y para nosotros es una oportunidad de generar mano de obra e infraestructura para la actividad de la zona”, indicó.

Dijo en este contexto que “sin una inversión de la magnitud” prevista por el Proyecto Navidad, “no se podría ni siquiera pensar en una infraestructura como la energía eléctrica, la fibra óptica, desarrollo de mejores caminos. Estamos esperanzados de poder activar la zona a partir de las oportunidades que genera el desarrollo minero”.

Agregó que “desde agosto de 2020”, cuando comenzó a plantearse la presentación del proyecto en la Legislatura por parte del Gobierno Provincial, “se ha hablado mucho de la Meseta”.

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

“Lo cierto es que la Meseta tiene la misma edad que ciudades de la costa. Gan Gan tiene 133 años. No somos poblaciones recientes y creo que necesitamos y tenemos el derecho de tener igualdad de oportunidades con respecto a la provincia. Por ese motivo nos hemos movilizado”, dijo.

“Tenemos la oportunidad -añadió- de salir del asistencialismo para pasar a ser una zona que aporte, que tenga independencia laboral y que no dependa del Estado”.

“Para nosotros en la Meseta el empleo público no es una opción, ya que las instituciones están llenas de gente. En las escuelas hay más personal que alumnos. La falta de alumnos tiene que ver con la falta de oportunidades que tienen los padres, que se han ido de la zona. Entonces no tenemos opción de trabajo en la escuela ni en el hospital ni en la Municipalidad”, dijo.

Además indicó que “las obras públicas que se puedan llegar a desarrollar son de un año y terminan. No es una actividad como para generar movimiento económico en la zona”.

Consultado acerca del despoblamiento de la región, Cual describió: “Sin hacer uso de la estadística que existe, uno puede ver recorriendo la Meseta que diferentes poblaciones han ido desapareciendo”.

“La más reciente -ejemplificó-, que actualmente cuenta con 4 o 5 familias, es Bajada del Diablo, donde en 1990 había 40 o 50 familias que tenían escuela, sala de primeros auxilios, Comisaría. Era un pueblito de la Meseta Central que desapareció por la falta de oportunidades. Cualquiera que venga por la Ruta 2, camino a Gan Gan, puede ver, preguntar y se va a enterar de qué se trata”.

“Hay varias poblaciones que están en la misma situación, están en peligro. Es un llamado de atención a las autoridades, a los diputados, para que no sigan desapareciendo poblaciones”, dijo.

Y en este contexto anticipó que “en cualquier momento seguramente vamos a salir nuevamente para que la gente conozca de qué se trata y cómo se vive en la Meseta, donde hay una situación muy complicada no tanto por la pandemia, sino por cuestiones que vienen hace rato, como la crisis ganadera”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico