Tiene prohibición de contacto con su ex pero se envían mensaje y hasta durmieron juntos

Un joven de Sarmiento al que le dictaron una prohibición de acercamiento a su expareja fue detenido porque la policía lo encontró caminando cerca de la casa de los padres de la chica.

La Fiscalía pidió que lo imputen por desobediencia y él declaró que fue ella quien desobedeció la orden porque dos veces se presentó en su trabajo, se vieron en la casa de un familiar, durmieron juntos y mantienen conversaciones por mensajes. La prueba está en su teléfono celular y se la ofreció a la Fiscalía.

El detenido A. D. B. (27) fue imputado en una audiencia que se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Sarmiento y estuvo presidida por el juez penal, Alejandro Rosales. La Fiscalía estuvo representada por la fiscal general, Laura Castagno, mientras que el imputado recibió la asistencia del abogado de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún.

Según informo Castagno, el hecho ocurrió el 4 de enero a las 20:20 cuando dos policías de la Comisaria de la Mujer observaron al imputado caminando frente al domicilio de la familia de su ex pareja.

En este sentido, la fiscal explicó que el imputado incumplió una prohibición de acercamiento dictada por el juez Civil Gustavo Antoun. La orden del magistrado fue emanada el 12 de diciembre y estableció una prohibición de acceso y acercamiento al domicilio de la familia de su ex pareja por el término de 60 días.

A ello, la acusadora agregó que el detenido fue debidamente notificado de la resolución judicial, no obstante decidió incumplir con la orden impuesta y en virtud de ello fue detenido, por lo que requirió que sea imputado por el delito de desobediencia y se dicte prohibición de acercamiento y contacto por cualquier medio, en idénticos términos a la medida dictada en sede del juzgado con competencia en Familia.

DECLARO QUE ELLA INCUMPLIO LA ORDEN

A todo esto el imputado declaró y dijo que la prohibición de contacto fue incumplida por su ex pareja el 24 de diciembre. En esa ocasión la joven se presentó en un local bailable donde el imputado se desempeña laboralmente.

A ello, agregó que desde esa fecha comenzaron a intercambiarse mensajes. En tanto, el 28 de diciembre la denunciante acudió a la casa de un hermano del imputado para llevarle el hijo que tienen en común. El detenido afirmó que ambos se quedaron a dormir en esa vivienda y continuaron vinculados mediante mensajes en redes sociales.

Al finalizar, dijo que el 31 de diciembre su ex pareja se presentó nuevamente en su lugar de él trabaja. Por último, puso a disposición su teléfono celular a los fines de que se realicen las pericias correspondientes a los mensajes

A su turno, el defensor sostuvo que su asistido no violó la medida dictada por el juez Civil, porque no intentó ingresar y tampoco pasó por la vereda del domicilio de la familia de la denunciante. Para el defensor, no hubo desobediencia de ninguna regla de conducta impuesta por el juzgado de familia.

En consecuencia, solicitó que se declare ilegal la detención y pidió que se realice un análisis global de la situación para no incurrir en este tipo de situaciones. En este marco, se opuso al pedido de apertura de la investigación en esta instancia.

Tras escuchar a las partes el juez declaró legal la detención y formalizó la investigación preparatoria de juicio en orden a la calificación legal y la descripción de los hechos realizados por la Fiscalía. También decidió mantener vigente la orden de prohibición de acercamiento y remitir las actuaciones al Juzgado Civil, a los fines de que analice la situación a raíz de las declaraciones efectuadas por el detenido en la audiencia de formalización.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico