Torraca declaró que tenía que "pagar para poder cobrar"

El empresario de la construcción de Comodoro Rivadavia Esteban Torraca declaró ayer en la causa por la que se investiga el presunto pago de coimas a funcionarios del gobierno provincial, por la que está imputado y que públicamente se conoce como "Revelación". Torraca continuará con prisión domiciliaria ya que finalmente, luego de su testimonio, su defensa no solicitó el permiso laboral que -inicialmente- era el motivo convocante de la audiencia.

El empresario comodorense Esteban Torraca declaró ayer, vía teleconferencia, en la causa denominada “Revelación”, en la que está imputado y con prisión domiciliaria por 6 meses, que no fue modificada tras su testimonio que, en principio, fue pedido por la defensa para solicitar el permiso laboral.

En el comienzo de su declaración, Torraca repasó su historial laboral y familiar, entre el que incluyó su regreso a Comodoro Rivadavia en el año 2000 y el dato concreto de que en 2010 asumió todas las responsabilidades de la empresa familiar, de la que quedó como único propietario.

En su relato mencionó cómo se desarrollaba la actividad durante el gobierno de Martín Buzzi y recordó la situación compleja que se vivía en el 2016 que motivó una reunión con dirigentes de la Cámara de la Construcción, “en la cual se nos dijo que con la llegada de Mario Das Neves la situación del sector se iba a revertir”.

Torraca aseguró que en otra reunión en Rawson, en la confitería de la esquina de la Plaza, se entrevistó con el ingeniero Carlos Papaiani, de la Cámara de Construcción de Trelew, quien le trasmitió que por orden del entonces ministro Coordinador, Víctor Cisterna, “si quería cobrar antes, debería pagar” y que su nuevo interlocutor sería Diego Correa, titular de la Unidad Gobernador.

“Yo solo pagaba para poder cobrar. No sé adónde iban los cheques”, señaló el empresario que aseguró que, en esa época, el dinero que se pedía del gobierno “lo llevaban los empresarios Almeida y Piccione ya que ellos tenían menos compromisos familiares. Los cheques que emitía y los aportes iban para Diego Correa”.

LAS PREGUNTAS DE ITURRIOZ

El fiscal Héctor Iturrioz realizó un cuestionario con el que pareció desbaratar algunos puntos de la estrategia de la defensa del empresario, que ejerce el abogado Guillermo Iglesias. Así fue cómo lo consultó sobre su relación con Piccione, que Torraca dijo solo conocía por las actividades en la Cámara.

Iturrioz aseguró no entender por qué siguió pagando coimas en 2016, “si es que no obtenía ganancias”. La pregunta solo generó silencio por el otro lado, que se rompió cuando consultó si alguna vez se le ocurrió denunciar el pedido de sobornos, ya que Torraca contestó con el monosilábico y concluyente “nunca”.

En las declaraciones posteriores a la prensa, Iturrioz dijo que el testimonio del empresario fue muy importante ya que “confirmó todo lo que nosotros sospechamos luego de las investigaciones”, acotando que seguramente la defensa no pidió la salida laboral porque tal vez era solo la excusa para hacer la declaración en la que “como sospechábamos, y siguiendo la estrategia de la defensa, es echarle la culpa de todo a Das Neves”.

El fiscal finalmente indicó que preguntó por la madre de Federico Piccione, que Torraca dijo no conocer, porque en una de las escuchas telefónicas se habla de la presencia en Comodoro de la mamá del empresario, algo que encerraba posiblemente la presencia o la reunión con otros funcionarios comprometidos en las coimas que “Torraca ya pagó antes”, concluyó Iturrioz.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico