"Trabajar en la diversidad para propiciar oportunidades laborales"

El programa Centro Ocupacional de Fundación Crecer ofrece dos modalidades para la práctica laboral: emprendimientos productivos y empleo con apoyo para jóvenes y adultos con discapacidad.

Desde el año 2004 con la creación del Taller de Formación Laboral se busca el desarrollo de hábitos y destrezas sociolaborales para jóvenes -adultos con discapacidad entre los 18 y 40 años de edad. El mismo ha sido denominado Centro Ocupacional y lleva adelante acciones para la inclusión laboral protegida, pasantías educativas laborales, acompañamiento al primer empleo y emprendimientos productivos; con el objetivo de lograr la participación de 23 jóvenes- adultos con discapacidad en el ámbito laboral, y así adquirir un rol productivo en la comunidad.

El trabajo para todas las personas representa el inicio a una nueva etapa: la adultez, no solamente para ellos sino también para su entorno, quienes ven acotada la proyección de sus familiares. La Lic. Mónica Gozález del programa Centro Ocupacional (CO) considera de gran importancia la situación laboral de las personas con discapacidad: “estamos hablando de múltiples significados y sentidos del trabajo: la dignidad, el sentido de pertenencia, el sentirse útiles desde su lugar y de las diversas posibilidades. También impacta en su autoestima, en la posibilidad de poder decidir”

“Empleo con Apoyo”, es una de las áreas del programa a partir del cual los destinatarios participan de experiencias laborales en otras instituciones contando con el acompañamiento de las profesionales de Fundación Crecer, “los apoyos tienen que ver con un trabajo con la familia, con los empleados y los tutores de la empresa, para ponerlos en conocimiento de la propuesta, del perfil de la persona; sus particularidades y como relacionarse. Con un acompañamiento gradual para que la persona pueda realizar la tarea con autonomía” explica la Lic. en Terapia Ocupacional Patricia Gómez Coordinadora del CO.

Hasta el momento comentan las profesionales de la Fundación que no han tenido una inclusión de empleo genuino, siempre han sido prácticas laborales, “una de las cosas fundamentales que puede estar incidiendo en esto de que no se dé un puesto genuino tiene que ver con el desconocimiento, el temor a los posibles riesgos que pueda implicar incorporar a una persona con discapacidad, que en realidad no dejan de ser los mismos riesgos que tenemos con cualquier persona sin discapacidad que se incorpora a un espacio”, puntualiza la Lic González.

EXPERIENCIAS DE EMPLEO CON APOYO

Las experiencias de Empleo con Apoyo realizadas, han sido respecto a tareas de: reposición, archivo, limpieza, cocina, administración y otras que no demanden la resolución inmediata de situaciones, lo cual no quiere decir que con el tiempo y entrenamiento en el puesto los jóvenes no puedan resolverlo. “Todo lo que tenga que ver con lo administrativo y que no sea atender a lo urgente o de mucho conocimiento de la empresa, son los puestos más indicados para iniciar una experiencia laboral”. Nueve personas ya han realizado alrededor de 17 experiencias laborales en lugares como: PAE, Diagnos, Hierromad y la Escuela Nº 160.

Uno de los cambios más notorios que se ve en los compañeros o responsables de las área que participan de una práctica laboral, junto con los integrantes del programa Centro Ocupacional es el cambio de pensamiento que hay “al comienzo tienen una mirada hacia las personas con discapacidad un tanto infantilizada, para luego descubrir de que si pueden, y se sorprenden del grado de autonomía. Es darse cuenta de que en realidad somos todos personas”. Es la reflexión que por lo general surge al finalizar los procesos, luego de haber sorteado varias incertidumbres, cuenta la psicóloga.

El desafío es poder encontrarnos en espacios comunes que habiliten y estén preparadas para la inclusión de lo diverso, para todos “cuando simplemente aceptemos que la diversidad es la característica de todo grupo humano, ya no tendremos que hablar de inclusión” Dra. Ruth Rosental.

LOS BENEFICIOS DE INCLUSION LABORAL DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

La ley 22.431 exige la incorporación laboral mínima de un 4% de personas con discapacidad a la totalidad del personal. Respecto a ello se brindan diferentes beneficios como por ejemplo que el 70 % del total de las remuneraciones abonadas en ejercicio fiscal pueda ser deducido de la base del impuesto a las ganancias de dicho período.

Además poder ser eximido en el primer año de contratación del pago del 50% de las contribuciones patronales y las cajas de jubilaciones correspondientes de las asignaciones familiares, al INSSPJ y al Fondo Nacional de Empleo.

Finalmente Los empleadores por el término de 24 meses contados a partir del mes de inicio gozarán de una reducción de sus contribuciones con destino a la seguridad social: los primeros 12 meses se ingresará el 50% y los 12 meses segundos, el 75 %.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico