Tras 11 días de agonía murió el hombre apuñalado en el barrio San Cayetano

Rubén Carrillo, de 43 años, se desempañaba como ferretero desde hacía muchos años. El 27 de agosto fue víctima de un robo cuando caminaba por la avenida Polonia, luego de retirarse de una cena familiar. La pareja que lo abordó, un hombre y una mujer, le aplicó varios puntazos que le afectaron los intestinos y ayer al mediodía falleció producto de las graves lesiones. La policía aún no identificó a los autores.

La muerte de Rubén Carrillo se convirtió en el homicidio número 18 en lo que va de este año en Comodoro Rivadavia. Fue malherido durante un robo armado en la vía pública y en horas nocturnas. Ese panorama complica la investigación porque se cree que no hubo testigos de la agresión.
Los familiares del ferretero fueron llamados ayer en horas del mediodía por las autoridades del Hospital Regional. Así se enteraron de la lamentable noticia.
Una de las sobrinas de la víctima, Noelia, comentó: “lamentablemente hoy nos avisaron que teníamos que venir al hospital y nos dijeron que subiendo al quirófano (Carrillo) hizo tres paros cardíacos y su ´corazoncito´ no aguantó".
Tal como informó El Patagónico en su edición del lunes, Carrillo había sido intervenido tres veces desde que ingresó el 27 de agosto a la terapia intensiva del centro asistencial. Su salud cada día se iba deteriorando dado que una de las puñaladas que recibió le afectó los intestinos.
Incluso, en la primera operación le extrajeron parte de ese órgano. Pero, con el correr de los días el hombre sufrió infecciones que motivaron nuevas intervenciones que agravaron su salud hasta ayer al mediodía que su corazón ya no resistió.
En cuanto a la causa judicial, personal de la Brigada de Investigaciones trabaja con el registro de las cámaras de seguridad de comercios y domicilios particulares para intentar identificar a los autores. Lo único que se sabe es que los agresores fueron los integrantes de una pareja joven que ya habría cometido otros robos de similares características en el mismo sector del barrio San Cayetano.
La sobrina de Carrillo cuestionó que hasta este momento "no tenemos nada" sobre los tos asesinos. "Hoy (por ayer) me acerqué a Fiscalía para hablar con la fiscal (Camila) Banfi, se ve que estaba muy ocupada, porque no me atendió”. No obstante, Noelia garantizó: “después de esto me van a tener todos los días acá".
Asimismo, aseguró: “voy a pelear para que esto no quede así, por el momento hay mucho dolor. Voy a pelear para que mi tío tenga justicia. Mi tío vivió por su mamá, sus hermanos y nosotros que era lo único que tenía", lamentó.

EL ATAQUE
La agresión al ferretero se registró a la 1:30 del domingo 27 de agosto cuando caminaba sobre Polonia y Pieragnoli donde pretendía tomar un remis que lo llevara a su domicilio. Fue interceptado por una pareja de delincuentes y Carrillo se habría resistido al robo.
Según el breve testimonio que les brindó a sus amigos que lo trasladaron al centro asistencial, Carrillo habría golpeado a uno de sus atacantes que le pedían sus bienes personales como la billetera y el teléfono celular. Allí recibió cortes en una oreja, muslo y abdomen.
Carrillo caminó varios metros hasta qye fue auxiliado por unos amigos que llegaron a bordo de un vehículo para trasladarlo al Hospital Regional, donde finalmente ayer falleció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico