Un fanático entró al campo para enseñarle a atajar al arquero

Santa Cruz, de la Serie D de Brasil, sufrió una dura derrota como local y un aficionado se metió a la cancha para mostrarle a Klever cómo debía tirarse.

El fanatismo de los hinchas puede llegar a límites impensados. Una insólita situación se llevó todas las miradas en la derrota de Santa Cruz ante ASA por la Serie D de Brasil. Un simpatizante del cuadro local invadió el campo de juego una vez finalizado el partido para enseñarle al portero de su equipo cómo atajar: comenzó a dar saltos imaginarios en el área a pocos metros del futbolista. Después del pequeño espectáculo, los encargados de la seguridad lo retiraron del césped.

A las pocas horas, el seguidor se volvió viral en las redes sociales por su accionar ante el frustrante inicio de temporada por parte de su club, con una caída y un empate en las dos fechas que se disputaron hasta el momento. El hincha iba vestido con la camiseta del Santa Cruz y un piluso blanco que caía al piso en cada salto que pegaba para mostrarle a Klever cómo debía hacer su trabajo. El arquero, triste por la reciente derrota 1-2, lo miró por unos breves segundos y luego se fue hacia los vestuarios.

El técnico Leston Júnior no ocultó el dolor por el resultado que se vio en Arruda. El partido marcó el reencuentro del equipo con la afición tricolor, que volvió a ocupar en buen número las gradas del estadio después de más de dos años: casi 20 mil fanáticos estuvieron presentes. “La afición hizo su parte. De hecho, la afición cruceña siempre hace su parte. Siempre lo hizo. Es una pasión indescriptible. En la misma medida, tiene que tener un efecto combustible para que le devolvamos a esta afición la confianza que depositó en nosotros”, explicó el entrenador frente a los micrófonos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico