Un leal histórico; un ministro polémico y legisladores que no concluirían mandatos

Los principales nombres anotados para las PASO tienen historias peculiares dentro de la política chubutense, como haber pertenecido a un partido y hoy ser candidato en otro.

Carlos Linares, Federico Massoni, Gustavo Menna, Sergio Ongarato, Ignacio Torres, Ana Clara Romero, Florencia Papaiani, Mario Cimadevilla, Graciela Albertella, Jacqueline Caminoa, Fabián Puratich, Rosa Muñoz, Pablo Martínez. Son los nombres más conocidos de la próxima cita electoral en Chubut: las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO), el 12 de septiembre.

Hay 10 listas y de obtener el porcentaje requerido quedaría la mitad para la general del 14 de noviembre, donde según los números que se obtengan dentro de siete domingos, alguna podría variar en su conformación.

Los nombres arriba mencionados no son extraños para quienes siguen la política local, ya que todos tuvieron participación en este siglo. Y algunos hasta en el anterior también, como es el caso de los radicales Menna, Cimadevilla y Albertella, unidos alguna vez por los últimos gobernadores de ese signo: Carlos Maestro y José Luis Lizurume.

Alberto Gustavo Menna -actual diputado nacional que va por la reelección- fue secretario de Gobierno y Justicia de Chubut en 1991 y secretario de Gobierno municipal de Jorge Aubía en 1999, tras haber sido convencional constituyente provincial en 1994. También ocupó una banca como legislador provincial.

Mario Jorge Cimadevilla hace política en Chubut desde mucho antes; desde la restauración democrática de 1983. Fue ministro de Bienestar Social de Maestro y diputado provincial en más de un periodo. Llegó al Senado de la Nación en 2009 y en 2015 abogó por una alianza con Mauricio Macri, de cuyo gobierno sería parte como titular de la Unidad AMIA, hasta que se fue dando un portazo y criticando las políticas neoliberales que hasta entonces disimulaba. Ahora competirá en la interna de Juntos por el Cambio para ser candidato a senador. Su lista se llama “Abrí los Ojos Chubut” y enfrenta a Sergio Ongarato, Orlando Vera e Ignacio Torres.

En la lista de Cimadevilla va como precandidata a diputada nacional Graciela Albertella, la misma que fuera ministra de Educación de Lizurume cuando se produjo la explosión en la Escuela 731 de Comodoro. Hace poco, volvió a ser noticia por un polémico comentario: “hay docentes que vienen de provincias del norte que no saben ni escribir”.

NUEVO SIGLO, VIEJAS MAÑAS

Tras el estallido de 2001 se produjo la máxima de Lampedusa: "Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie". Y entró en escena Mauricio Macri. Su partido vecinal se hizo nacional en pocos años, con ayuda de la Unión Cívica Radical (UCR), y aparecieron dirigentes que se presentan ante la sociedad como “lo nuevo”, aunque en algunos casos son sus acciones las que los describen mejor.

Es el caso de Ignacio Nicolás Torres y Ana Clara Romero. Hace dos años fueron electos para ser diputado nacional y concejal de Comodoro, respectivamente. Cuando les queda la mitad del mandato, van por más y ahora quieren ser senador y diputada nacional. Según trascendió, es para sentar presencia para la casi segura candidatura presidencial de Horacio Rodríguez Larreta dentro de un par de años.

De todos modos, tienen la interna más peleada de todas en las PASO, frente a tres listas radicales que sin embargo es muy probable se quiten votos entre sí favoreciendo a los candidatos que eran de Macri.

Uno de los que lo enfrentará es Sergio Ongarato, intendente de Esquel desde 2015 y que antes fue concejal. Es hijo de un histórico jefe comunal de esta ciudad cordillerana y su postulación al Senado fue una de las sorpresas de la última semana.

La compañera de fórmula de Ongarato es Jacqueline Caminoa, exdiputada provincial y dirigente de la comarca andina que supo tener como histórico referente a Cimadevilla. Luego de haber hecho rodar su nombre como eventual precandidata por el Pro, en las últimas horas selló su suerte a la del intendente de Esquel y a la de Gustavo Menna.

Otro rival a vencer en la interna de JxC es Pablo Martínez, el exconcejal de Comodoro que antes fue asesor legislativo y que se caracterizó por su rol de hábil negociador de leyes. Ahora se postula para ser diputado nacional, en la lista de Cimadevilla.

Carlos Linares fue viceintendente e intendente de Comodoro en la pasada década. Kirchnerista de la primera hora, aunque siempre hizo política nunca había ocupado cargos públicos hasta que lo convenció Néstor Di Pierro de ir en su fórmula en 2011. Mientras estuvo al frente del municipio, jamás ocultó sus raíces y defendió a la actual vicepresidenta en cuanta ocasión tuvo de los permanentes ataques mediático-judiciales que lanzó el macrismo desde mucho antes de ocupar la Casa Rosada y el control de Netflix en Olivos.

Su compañera de fórmula para el Senado es la exdiputada provincial Florencia Papaiani, la misma que estuvo a un tris de arrebatarle el municipio de Trelew a Adrián Maderna en la última elección. Fue justamente su rol en 2019 lo que le da ahora esta posibilidad de estar a la expectativa de pegar un salto importante en su carrera política.

Finalmente, si la Justicia Electoral los termina avalando, habrá tres candidatos oficialistas que han sido noticia por diferentes motivos. Federico Massoni apuntó al Senado. El extravagante ministro de Seguridad, amante de las selfies, los tatuajes y todo lo que tenga que ver con lo castrense, representará al partido fundado por Mario Das Neves, de quien nunca tuvo buen concepto.

Es que Massoni tampoco es un paracaidista húngaro, como algunos lo pretenden presentar. En la polémica elección interna de la UCR de 2003 estuvo junto a Maestro y su papá Norberto –senador nacional hasta 2009-, enfrentando a Lizurume y Rafael Cambareri, quien luego sería cofundador de Chubut Somos Todos (ChuSoTo).

En su lista van como precandidata a senadora, Rosa Rosario Muñoz, la misma que confesó “aprietes” del macrismo al gobernador Mariano Arcioni para votar la ley de recorte a jubilados en 2017; y Fabián Puratich como primer aspirante a diputado nacional.

El actual ministro de Salud provincial cobró notoriedad a partir de la pandemia del coronavirus. Fue la cara visible de la lucha contra la enfermedad y en los últimos tiempos desde su cartera se puso el acento en la disminución de casos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico