Un operario falleció al ser aprisionado por un camión en un taller de la Kennedy

Héctor Barrientos, quien se encontraba trabajando en la empresa "Acumuladores Austral", de Kennedy 3063, fue aprisionado contra la pared de un taller al que un camión Iveco -al servicio de Burgwardt- ingresaba en reversa, ayer a las 17:20. El operario fue hospitalizado, pero pese a los esfuerzos médicos perdió la vida. Cinco minutos antes, a unos 100 metros de allí, en Kennedy y Libertad, una camioneta Volkswagen Saveiro protagonizó un accidente con dos bicicletas en las que circulaban tres niños y un adulto, quienes sufieron lesiones leves.

Héctor Gualdino Barrientos murió al sufrir aplastamiento de tórax, tras ser aprisionado de manera accidental por un camión contra la pared del taller en el que trabajaba, en “Acumuladores Austral”. Sucedió ayer a las 17:20 en Kennedy 3063.

Según informaron fuentes consultadas en el lugar por El Patagónico, el camión Iveco -dominio LXU 641, al servicio de la empresa Burgwardt- era conducido por Marcelo Fabián Aguila, de 49 años. Ingresaba al taller en reversa mientras el operario le hacía señas.

Según el comisario de la Seccional Quinta de Policía, Juan José Ale, el espacio en el que intentaba ingresar el camión en reversa era reducido y por ello el operario realizaba señas para las maniobras. El accidente se produjo por circunstancias que se tratan de establecer, cuando el vehículo accedía marcha atrás al taller en el que se le realizaría un servicio en el aire acondicionado.

Barrientos al ser aprisionado contra la pared sufrió aplastamiento de tórax y debió ser hospitalizado. “Estaba en paro la persona cuando lo encontramos y comenzamos a realizarle maniobras de resucitación hasta que llegamos acá (Hospital Regional)”, contó un enfermero. “Se le realizó un drenaje para descomprimir la zona torácica”, graficó a bordo de la ambulancia en la guardia del nosocomio.

Pese a los esfuerzos del personal médico del Hospital Regional y del servicio 107, el fallecimiento de Barrientos fue confirmado a las 19 por la Policía del Chubut.

El comisario Ale informó que el chofer fue demorado para ser sometido a un dosaje sanguíneo y determinar si tenía alguna sustancia en su cuerpo al momento del accidente. También se realizaron los peritajes correspondientes por parte de la Policía Científica en el lugar. Se peritó el camión y la pared en donde el operario fue aprisionado.

La Brigada de Investigaciones levantó registros de cámaras de seguridad para establecer las circunstancias del accidente. Se le dio intervención al Ministerio Público Fiscal que notificó al chofer y dispuso su libertad mientras se investiga.

El camión no pudo ser secuestrado por la falta de espacio en la dependencia de la Seccional Quinta, pero fue dejado en resguardo de la empresa.

DOS NIÑOS FUERON HOSPITALIZADOS

Cinco minutos antes, a las 17:15, tres niños y un hombre mayor que circulaban en dos bicicletas a contramano por avenida Kennedy protagonizaron un accidente con una Volkswagen Saveiro que ingresaba a la avenida desde calle Libertad del barrio Pueyrredón.

En una de las bicicletas viajaba un empleado policial de 29 años y un nene de 8 años que sufrieron traumatismos al estrellarse contra el frente de la Volkswagen Saveiro –patente AB 688 SB- al mando de Orlando Clause (65).

En otra bicicleta más pequeña viajaban un niño de 13 y una niña de 7 que también sufrieron algunos golpes y raspones. El niño de 8, el de 13 y el adulto, debieron ser hospitalizados ante los fuertes traumatismos que sufrieron.

“Estaba lleno de vehículos y aparecen los chicos en bicicleta por delante y me tragaron, me la dieron en la chata”, relató Clause a este diario. “Todos venían en bicicleta en contramano, y encima acá está lleno de vehículos. Esperemos que los chicos se recuperen” expresó el hombre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico