Un padre y sus hijos a un paso del juicio oral por romper boletas electorales

El fiscal federal de Rawson, Fernando Gélvez, pidió elevar a juicio oral y público el caso de un padre y sus dos hijos, procesados por destruir boletas de Cambiemos y Chubut Somos Todos durante la elección legislativa de Diputados Nacionales del 22 de octubre de 2017.

Son Ernesto Bellido y sus hijos Javier y Jessica. Los tres viven en la capital y votaron en la Mesa 1 de la Escuela N° 702. La destrucción de boletas se pena con prisión de 1 a 3 años.

En el caso de Ernesto, antes de que ingresara al cuarto oscuro las autoridades de mesa habían verificado que todas las boletas estaban intactas y en su lugar. Cuando salió, todas las de Cambiemos estaban rotas. “Al revisar los fiscales de mesa manifestaron que la persona que había ingresado rompió boletas”, dice la acusación fiscal.

Según informó Diario Jornada, el episodio fue verificado por la secretaria electoral, Betina Grosman, del Juzgado Federal N° 1 con competencia electoral. “Se asentó en el acta que los fiscales de mesa coincidieron que la persona que entró al cuarto oscuro y que luego verificaron la rotura de tales boletas de sufragio, es el elector Ernesto Bellido”.

Patricia Arce fue presidente de esa Mesa 1. Cerca de las 10, previo al ingreso de Bellido, los fiscales y el suplente habían repuesto boletas. Pero luego del voto el fiscal de Cambiemos, Mario Antonio Brito, “nos pide ingresar nuevamente al cuarto oscuro porque recordaba que en las elecciones de las PASO -13/8/17-, una señora que había ingresado posterior a Bellido se había quejado que había boletas rotas”.

Lo verificaron y convocaron a la Delegada Judicial, Natalia Santillán, quien llamó a Grosman. Alexandra Paola López era fiscal del Frente para la Victoria y Gonzalo Damián Stortini, autoridad suplente. Ambos confirmaron el episodio en sus declaraciones.

El propio Brito explicó que “había boletas rotas de varios partidos, un trozo tiradas en el piso y el restante sobre la mesa del cuarto oscuro. En el caso de la de Cambiemos, todas las boletas estaban rotas”.

Según Santillán, “ingresaron al cuarto oscuro porque recordaban que en las elecciones anteriores había roto boletas y al ingresar observaron que había boletas rotas, por lo que me llamaron y efectivamente pude observar que había boletas rotas sobre las mesas”. El hombre ya se había ido.

Más tarde votó Javier, hijo de Ernesto. Tenía 17 años. Según el fiscal Gélvez, antes de su ingreso al cuarto oscuro de nuevo las boletas se repusieron, intactas y en orden. Pero tras su voto estaban rotas en pedacitos las de Cambiemos y Chubut Somos Todos. Eran las 12.45. Se fue muy rápido. De nuevo Grosman concurrió a la Mesa N° 1 para verificar el daño. “Se asentó en el acta que los fiscales de mesa coincidieron que la persona que entró al cuarto oscuro y que luego verificaron la rotura de tales boletas es el elector Javier Bellido”.

Quien faltaba era Jessica Bellido. La tercera pariente se presentó a las 13.43 en la Escuela 702. Según la acusación fiscal, dentro del cuarto oscuro rompió 4 boletas de Cambiemos.

Por la advertencia previa de Grosman, antes de su ingreso las autoridades inspeccionaron el cuarto oscuro. Todo estaba normal. Pero cuando Bellido votó y salió, las autoridades de mesa de nuevo hallaron rotas las boletas. Prefectura ya estaba sobreaviso. Fue detenida por orden del juez federal de Rawson con Competencia Electoral, Hugo Sastre. Las autoridades coincidieron en que Bellido era autora.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico