Un terrorista mató a tres personas en el sur de Francia antes de ser abatido

El atacante es un inmigrante marroquí de 26 años con antecedentes delitos menores y radicalización islamista. Fue ultimado a tiros por policías luego de perpetra tres ataques separados las sureñas ciudades de Trebes y Carcassonne.

Un presunto islamista radical inspirado por el grupo Estado Islámico (EI) mató ayer a tres personas hirió a 16 -dos de gravedad- en una serie de ataques que culminó en una toma de rehenes en el sur de Francia, donde el agresor fue ultimado por la policía, en la acción yihadista más grave en el país desde la asunción del presidente Emmnauel Macron, en mayo del año pasado.

“Nuestro país ha sufrido un ataque terrorista islamista”, declaró ayer Macron desde Bruselas, donde participaba de la cumbre de líderes de la Unión Europea (UE) antes de emprender su regreso a París para presidir una célula de crisis junto al primer ministro francés, Edouard Philippe.

El atacante, un inmigrante marroquí de 26 años con antecedentes de delitos menores y radicalización islamista, fue ultimado a tiros por policías luego de perpetrar tres ataques separados en las sureñas ciudades francesas de Trebes y Carcassonne, informó el ministro del Interior, Gérard Collomb.

Minutos después de concluir la matanza, el EI reivindicó los ataques en un comunicado difundido por la agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo islamista radical, una autoría que los servicios franceses están analizando, según precisó el mandatario, citado por el vespertino Le Monde.

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París abrió una investigación por homicidio e intento de homicidio, luego de informar que el agresor manifestó su lealtad al EI y calificó a toma de rehenes de “ataque terrorista”. De momento, una persona del entorno cercano del atacante se encuentra en prisión preventiva, según informó el fiscal de París, Francois Molins, responsable nacional de las investigaciones en materia terrorista.

De confirmarse el lazo con el grupo islamista, este ataque sería el primero de relieve desde la asunción de Macron en mayo pasado. El agresor primero secuestró un auto en Carcassonne y mató a un pasajero e hirió de gravedad al conductor, antes de abrir fuego contra un grupo de policías que volvía de hacer ejercicios a las afueras de la ciudad, hiriendo en el hombro a uno de ellos, agregó Collomb a periodistas en Trebes.

Unos 15 minutos más tarde, llegó con el vehículo a un supermercado Super U de la tranquila localidad de Trebes y se atrincheró en su interior durante más de tres horas con varios rehenes, a dos de los cuales asesinó, dijo Collomb, quien evitó identificar a las víctimas.

El ministro identificó al agresor como Redouane Lakdim, de origen marroquí y de 26 años, y dijo que era un “delincuente común” de quien las autoridades no pensaban que se había radicalizado.

Collomb dijo que el hombre era un “pequeño traficante” que decidió “pasar a la acción” de manera solitaria e imprevista, informó la agencia de noticias EFE. El ministro dijo que, durante la negociación con la policía mientras permanecía en el supermercado, exigió la liberación de Salah Abdeslam, un yihadista preso en Francia y único atacan te que sobrevivió a los atentados del EI en noviembre de 2015 en París, que dejaron 130 muertos.

Los diarios Le Parisien y la radio France Info aseguraron que Lakdim nació en 1992 y que estaba fichado por los servicios secretos franceses (DGSI) por radicalización islamista, que estuvo preso una vez y que se sospecha que viajó a Siria, donde el EI controla territorios.

La policía dijo que rastreó el auto desde el cual se abrió fuego contra los policías y lo encontró en el estacionamiento del supermercado. Testigos dijeron que entró al supermercado armado con cuchillos, un arma de puño y granadas, y que gritó “soy un soldado de ISIS”, uno de los nombres con los que se conoce al EI, y “Allahu Akbar” (Alá es el más grande), informó Le Parisien.

Las autoridades acordonaron la zona, que quedó vedada al público. Los hechos ocurrieron cuando Francia está en alerta máxima luego de una serie de atentados yihadistas desde 2015, que omenzó el 7 de enero de ese año con un ataque a las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo, que dejó 12 muertos.

Meses más tarde, yihadistas de EI mataron a 130 personas en París el 13 noviembre de 2015 al atacar bares, restaurantes y la sala de concierto Bataclán, además del estadio de fútbol de Saint Denis, a las afuera de la capital.

En julio de 2016, en otro ataque reivindicado por el EI, un hombre a bordo de un camión atropelló a una multitud en la sureña ciudad de Niza y mató a 84 personas cuando el país conmemoraba la Revolución francesa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico